Páginas vistas en total

martes, 6 de agosto de 2013

ALCOHOL: LO BUENO & LO MALO

Ya sé, ya sé, después de escribir sobre los beneficios del vino me preguntarás ¿Y cuándo hablarás de los beneficios del PISCO? - Pero más que las virtudes de nuestra bebida bandera creo que debería hablar del principal componente de este como del resto de destilados (obviamente después del agua) y ese es el Alcohol.

Como siempre empezaré diciendo que "La dosis hace al Veneno" y que los efectos de la bebida sobre ti, tendrán que ver con su contenido de alcohol y la cantidad que consumas, por lo que no encuentro mejor forma de explicar esto agregando un factor adicional y ese es el tiempo:


Efectos Agudos: En dosis pequeñas el alcohol puede traer - no solo - la sensación de bienestar, pues incluso desde que tiene contacto con las mucosas ya está siendo absorbido por el cuerpo, causando una pequeña "deshidratación" que el cuerpo sentirá como refrescante (recuerden la sensación al echarse colonias); una vez en el torrente sanguíneo se producirá un efecto "vasodilatador" que no solo fomentará - aún más - a aquella sensación de frescura del cuerpo si no que ayudará a llevar mejor los problemas cardíacos. Al pasar el efecto del alcohol los vasos volverán a su estado original y esto puede venir acompañado de una ligera sensación de calor, que,  sumado a las 7Kcal que brinda el etanol  por gramo, concederán energía que es mejor que busques quemar si no quieres ganar uno kilitos.

Si las dosis son mayores, el efecto quemante del alcohol superará a la sensación de frescura antes mencionada, por lo que tendremos ese calorcito que inunda el cuerpo, y que algunos usan para combatir el frio (aunque esto no sea nada recomendado, pues lo que en realidad pasa es que PIERDES calor); también puede ayudar a combatir problemas de inflamación de garganta y obvio, con más de 30º Gl, puede incluso tener un efecto nocivo en las bacterias que podrían haber infectado nuestra garganta. Si las dosis continúan podríamos entrar en un estado de intoxicación conocido comúnmente como embriaguez, donde el efecto DEPRESOR del alcohol sobre el sistema nervioso, bloquea tus "inhibiciones" haciéndote sentir eufórico y mucho más seguro de ti; esto puede llevar a comportamiento temerario que suele llevar a lastimarnos o a la gente a nuestro alrededor. Si seguimos aumentando la dosis la intoxicación puede llevarnos a la muerte si consumimos una dosis equivalente a 5g/L de sangre.

El efecto diurético (ayuda a eliminar líquidos) del alcohol, puede traer consigo una deshidratación que es uno de los principales precursores de la RESACA, pero si el consumo es acompañado con líquidos este efecto no solo puede reducirse si no hasta ser beneficioso para los riñones evitando el riesgo de cálculos.



Efectos Crónicos: Si el consumo es continuo más no en exceso los efectos benéficos del alcohol pueden multiplicarse (tanto así que los españoles consideran al vino y la cerveza como parte de su Pirámide Nutricional), siendo el sistema cardiaco el más beneficiado aumentando el Colesterol HDL, mejorando la circulación, reduciendo la formación de fibrinas, decrecimiento de la trombosis, y con esto último protegiendo también el cerebro junto con la reducción del riesgo de demencia. El alcohol también aumentará la sensibilidad a la insulina lo cual previene el riesgo de Diabetes ("previene" porque al que ya tiene diabetes puede causarle hipoglucemia), reduce el riesgo de artrosis y los cálculos biliares.

Si las dosis son mucho mayores el efecto tóxico del alcohol se hará mucho notorio, y las células más perjudicadas con ello serán las del hígado (cirrosis alcohólica), y las del sistema nervioso causando atrofia en el cerebro (incluso también en dosis pequeñas); también habrá riesgo de Gastritis, Pancreatitis y hasta Diabetes, junto con todos los daños psicológicos que puede causar el alcoholismo.

Bueno ahora que conoces ambas caras de la moneda, es tu decisión por cual de las dos pasar; el alcohol medido puede favorecernos mucho, incluso en nuestro estado de ánimo y a liberarnos del stress, pero si lo que buscas es "ahogar penas" recuerda que el alcohol se te subirá mucho más rápido llegando a la embriaguez velozmente, y si tu cordura es la que te mantiene equilibrado, al perderla serás un paño de lágrimas que difícilmente conseguirá divertirse. Por mi parte me despido, sigan bebiendo - con moderación - y como los Rusos que cada vaso sea una celebración За ваше здоровье!



Fuente: Wikipedia