Páginas vistas en total

lunes, 31 de diciembre de 2012

LA SAL


Términos como Salario o eres un Sala'o hacen referencia a - probablemente - el primer condimento, conservante y hasta moneda que el hombre uso desde los inicios de su historia y que hasta hoy sigue siendo parte de nuestras vidas, el Cloruro de Sodio mejor conocida como SAL DE MESA.

Constituida por dos de los más importantes micronutrientes - el cloro y el sodio - su consumo en el mundo es masivo y justo este motivo ha generado estudios que han demostrado la estrecha relación que tiene su elevado consumo y la hipertensión; así países como Japón y USA con promedios de consumo de 10 a 12g/día sean también las naciones con mayor incidencia de este mal. El Cloro y el Sodio son los encargados de mantener el equilibrio hídrico del cuerpo y justo un exceso de este último elemento puede traer un aumento de líquidos extracelulares, originando un aumento de peso por exceso de retención de agua y por consiguiente un aumento en la presión arterial con las consecuencias que ello trae (problemas cardíacos, daños renales y hasta la muerte).

Obviamente, los sucedáneos no demoraron en aparecer y al investigar no saben la cantidad de "sales" existen en todo el mundo, de todas ellas vamos a dividirlas en dos grupos:
SAL MARINA: Se obtiene de forma natural por evaporación del sol, tiene solo un 34% de Cloruro Sódico y un sabor más acentuado que permite el menor empleo de esta; además al ser un alimento de origen marino posee importante cantidad de Yodo (I) cuya ausencia puede traer problemas con los fetos durante el embarazo, retardo y cretinismo en niños y aparición de bocio (Inflamación de la Tiroide que se manifiesta como una protuberancia a nivel del cuello) en Adultos.
SAL MINERAL o FÓSIL: Entre ellas destaca la pincking salt (Sal Rosa) o Sal de Maras muy promocionada en nuestro país no solo como reemplazo de la Sal común si no como excelente condimento impulsado por el boom gastronómico por el que estamos pasando; su color rosa se debe a la presencia de Hierro (Fe), pero junto con elementos como el Calcio (Ca), Magnesio (Mg), Cobre (Cu), Zinc (Zn) y sus bajos porcentajes de Sodio - prácticamente 50% menos que la sal de mesa - han hecho que de la Sal de Maras un producto de alta demanda en el mundo.

Entonces, después de lo expuesto, es obvio que la Sal Rosa es la mejor alternativa para bajar nuestro niveles de sodio en la ingesta, pues déjame decirte que eso no es necesariamente cierto ya que el déficit de Yodo en la dieta es un problema bastante grave - sobre todo en poblaciones que, por su lejanía  no consumen alimentos de origen marino - y nuestra serranía es un ejemplo de ello, tal vez por tradición o al negarse a consumir productos industrializados, tienen problemas como la aparición de bocio; así nos lo comentaron personajes como Raimondi explicando la etimología de Cotahuasi:  “ccoto” se hace referencia al mal del bocio (inflamación de las Tiroides por el consumo de sal de minas que carecen de yodo), por lo que Cotahuasi significaría “casa del bocio”

Bueno, como pescado o suplementos de Yodo y se acabó, eso no hace mala a la Picking Salt, ya que sigue teniendo importantes niveles de micronutrientes; pues mis amigos eso tampoco tiene porque ser cierto ya que - así como comer cloro y sodio no hacen que tu cuerpo lo transforme en sal - consumir minerales en estado NO ORGÁNICO no significa que puedas aprovecharlos y un ejemplo aún más claro de ello es el Hierro, que en su estado NO HÉMICO es prácticamente ignorado por nuestro sistema digestivo y mucho más si el medio no es ácido.

Mi objetivo no es decepcionar a los consumidores de estos productos, pero si creo que debería hacerse investigaciones mucho más serias para confirmar las propiedades de las que tanto se habla en la web, como de poseer 84 minerales fácilmente aprovechables que aún sigo buscando en mi tabla periódica  Personalmente por ahora me quedo con la Sal Marina y hasta la Sal Yodada junto claro, con el NO EXCESO que debemos hacer de estas. ¡SALUD-OS!

También pueden leer:

Valle, 2000.  Toxicología de los Alimentos

domingo, 30 de diciembre de 2012

FRUTAS :: ¿AYUDARÁN A BAJAR DE PESO?


Nosotros - los seres humanos - somos animales, y como tales guardamos nuestras reservas en forma de GRASA; con el fin de - que si en algún momento escasea alimento - soportar estos periodos sin mermar nuestra salud. Hoy en el siglo XXI, aún persiste el problema de la malnutrición, pero más por exceso que por defecto,  buscando cada vez más que los alimentos que consumimos nos nutran menos o en otras palabras buscando aquellos que NO ENGORDAN.

Las Frutas por otro lado guardan sus reservas en forma de AZÚCARES, y no por esto necesariamente hablamos de productos dulces, si no almidones, celulosas, pectinas entre otras. La casi ausencia de grasa en la mayoría de ellas (excepciones como palta, mango, entre otras) refuerza la creencia popular que estas inflorescencias sean alimentos idóneos para una dieta light. 


La FRUCTOSA es el azúcar natural de las frutas, con un dulzor elevado y una absorción bastante baja (40% de los ingerido, aunque con el consumo continuo esto incrementa) junto con la no necesitad de INSULINA para su aprovechamiento le han valido a este glúcido una gran fama de la cual probablemente no sea tan meritoria. Aunque no necesita de Insulina la FRUCTOSA estimula su secreción hasta en un 50%, lo que hace pensar que es necesaria para su absorción, pero en realidad es una gran ventaja para los pacientes con DIABETES de baja producción de esta hormona. ¡Genial! - se absorbe solo una parte y además ayudará a aumentar los niveles de Insulina  - entonces no estaban equivocados, la ingesta de frutas será una excelente opción, pues yo no afirmaría eso ya que existen personas con HIPERINSULINEMIA en los cuales este incremento de producción hormonal será contraproducente. 

Bueno, pero si yo no tengo problemas de diabetes - ¿Las frutas me ayudarán a bajar de peso? - Como ya hemos mencionada en anteriores publicaciones el exceso de azúcares puede repercutir en nuestro peso y mucho más si son de rápida absorción y esto es justo lo que pasa con la FRUCTOSA, pues al no requerir de INSULINA para su digestión, está es bastante acelerada, con la respectiva generación de energía y cantidades importantes de triglicéridos que obviamente incrementarán los niveles de grasa en la sangre.
Concluyendo, no quiero asustarlos diciendo que dejen de comer fruta, pues una de las cosas que más trato de impulsar en este modesto Blog es que los abusos no son buenos; nútrete de frutas, que siempre serán una buena opción, pero si tu objetivo es bajar de peso créeme que la mano de plátanos o tu media sandía solo ayudarán a alejar más tu ombligo. ¡SALUD-OS!


Referencia:
MITOS Y REALIDADES DE LOS EDULCORANTES 
SANDRA PATRICIA RAMÍREZ NARANJO