Páginas vistas en total

jueves, 15 de marzo de 2012

CATA DE AGUA

El agua es VIDA, es una expresión comúnmente usada para referirse a lo esencial de esta sustancia y lo necesario de ella en nuestra existencia; tanto así es de imprescindible, que podemos aguantar semanas sin comer un bocado (mientras estemos hidratados) pero solo 3 - 5 días sin agua. Pero bueno el título de este artículo es CATANDO AGUA así que vayamos a lo nuestro.

Probablemente la idea de la CATA de AGUA te esté sonando ridícula pero créeme que es una práctica común entre los SUMILLER existiendo clasificaciones de ellas de acuerdo a su origen:
- Aguas Minerales Naturales.
- Aguas de Manantial.
- Aguas Potables Preparadas.
- Aguas de Establecimiento Público Preparadas.
Definitivamente las diferencias entre estos tipos de agua será notoria, y la elección de una u otra tendrá mucho más que ver con un gusto que con una necesidad.

De entre las Aguas Minerales hay una que destaca entre todas (debido más que nada a su gran campaña de Marketing) y esa es EVIAN; pero - ¿Qué tiene está que no tengan las otras aguas minerales? - Además de lo antes mencionado esta fue la primera Agua Mineral en envasarse (probablemente se embotella desde 1826) lo cual definitivamente le da una autoría en el mundo comercial de las Aguas de Mesa. Pero no es su origen (en el pequeño pueblo de EVIAN - FRANCIA) en la planta de agua mineral más grande del mundo, ni los 15 años que pasa el agua en los Alpes para lograr su extraordinaria pureza, ni su balance de electrolitos lo que hace a esta agua tan especial si no lo que han sabido promocionar tan bien que es la venta de estatus.

Pasemos a la Cata:. 
En nariz el agua EVIAN es súper fresca, con tenues toques salinos que nos pueden recordar ligeramente la brisa marina.
En boca: También fresca, neutra con ligeros toques salinos que perduran en el resabio.
Al compararlo con otras aguas minerales recién pudimos darnos cuenta la gran diferencia de esta con otras aguas, mientras en nariz y boca las cualidades fueron muy similares fue en la deglución donde se destacó enormemente. Es bastante más fácil de tomar - es decir - que pasa por la garganta casi acariciándola  sin el menor esfuerzo, mientras que las otras, si nos requerían un esfuerzo mínimo que es casi imperceptible si no es por la comparación.
En conclusión esta agua - probablemente por el balance mineral - tiene una tensión superficial mucho más baja que la hace (aunque suene raro) mucho más líquida y por lo tanto bebible y refrescante; pruébenla y déjenme su comentarios; por mi parte sigan bebiendo y ¡SALUD-OS!