Páginas vistas en total

sábado, 29 de marzo de 2014

EL MAGNESIO


Cuando escuchas hablar sobre minerales probablemente lo primero que se te viene a la mente es el Calcio o el Hierro, pero existe un elemento que supera ampliamente a estos en la cantidad de funciones que cumple en nuestro organismo y que día a día es más publicitado y comercializado como maravilla de la naturaleza y este macroelemento es: el MAGNESIO. Pero - ¿Es realmente tan necesario este elemento para nuestro cuerpo? - Tan importante como todos los otros minerales, ya que ninguno puede obviarse en la dieta, pero por su versatilidad hoy vamos a dedicarle su espacio a este así que empecemos.

Es el quinto elemento en cantidad en nuestro cuerpo (después del Calcio, Potasio, Fósforo y Sodio) y de los 25 gramos - aproximadamente - que tenemos en el cuerpo la mayor parte se encuentra en los huesos, pero aunque participe en la buena absorción del Calcio y Vitamina D (junto con el Zinc, Potasio y Cobre), sus efectos benéficos en el cuerpo van mucho más allá, de entre los que destacan:
Neurotransmisión: El magnesio participa en la formación de las conexiones neuronales y co-factor en la síntesis de Dopamina y Serotonina que muchos las relacionan con el placer y el buen estado de ánimo por lo que una deficiencia de este mineral puede favorecer la aparición del estrés y desánimo.
Relajante: Durante el estrés el cuerpo suele liberar cortisol que tiene ciertas funciones para afrontarlo, si constantemente nos tensamos este continuará surtiéndose a nuestra sangre; dosis apropiadas de magnesio controlan las cantidades liberadas de esta hormona por lo que - sumado con lo expuesto en el punto anterior - no solo combatirá el estrés, si no que condicionará la forma en la reaccionamos.
Problemas Digestivos: La dispepsia es el nombre médico con el que se suele llamar indigestión que se presenta con la sensación de acidez, sobretodo en la boca del estómago; el hidróxido de magnesio se usa desde antaño para solucionar estos problemas, mientras que otros medicamentos también lo llevan como agente laxante.
Prevención de Diabetes: La Diabetes II suele deberse a una insulinoresistencia, es decir que las células toleran la insulina y no son afectadas por ella, reportando las personas que la padecen niveles bajos de magnesio en el cuerpo. La suministración de este mineral no solo ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre si no hasta aumentar la sensibilidad a la insulina tanto en personas sana como diabéticas.
Problemas cardíacos: El Magnesio ayuda a mantener el ritmo de un corazón sano, en hombres y aún más en mujeres la ingesta diaria de este mineral está asociada con un menor riesgo de enfermedades cardíacas e incluso a combatir problemas de hipertensión.
Osteoporosis: Párrafos arriba mencionamos la interacción del Magnesio y el Calcio en la formación de los huesos, su consumo es imprescindible para prevenir la desmineralización ósea.
Insuficencia Renal: Durante esta enfermedad es común los problemas óseos debido a la presencia Fósforo en la sangre por la mala filtración y la migración del Calcio de los hueso para mantener el equilibrio, suplementos de Magnesio parecen ayudar a prevenir los problemas de osteoporosis provocados por los problemas renales.

Se mencionan muchas otras ventajas como ayudar a combatir el asma en niños y el síndrome pre-menstrual en damas, así como un sinfín de beneficios más cuando se aplican como suplementos y normalmente cuando las dosis de Magnesio son pobres en las dietas. Pero - ¿Qué tan común suele ocurrir esto? - En realidad si tenemos una buena alimentación y salud no tendría porque escasear en nuestro cuerpo, siendo el alcoholismo, las diarreas, la malnutrición y los problemas renales y pancreáticos las causas más comunes de hipomagnesemia.

Entonces, si estoy sano - ¿Por qué tendría que consumir más Magnesio en suplementos? - El ritmo de la vida actual que a veces nos obliga a consumir comida rápida - la cual obviamente es carente de este micronutrientes - no ayuda a completar los 500mg/día que requiere un adulto. Entre las fuentes ricas de este mineral destacan vegetales como los frutos secos y cereales integrales; así que si puedes cambiar tus fuentes de polisacáridos (pan, fideos, arroz) por sus equivalentes integrales o simplemente consumir algo más de maní, pistachos, almendras (muchos "cereales de desayuno" los traen), leche y aún más los quesos madurados y el chocolate negro serán fuentes excelentes de este oligoelemento. Si el ritmo de tu vida no te permite tener una buena comida, seguiré insistiendo en que el desayuno será la mejor hora para llenarte de nutrientes y si no tienes tiempo ni para eso, pues entonces busca los suplementos que han demostrado cumplir con las funciones básicas que este mineral hace por nosotros; sigan comiendo bien y !SALUD-OS!


Referencias:

http://www.bibliotecapleyades.net/salud/salud_magnesio01.htm

http://blog.hola.com/farmaciameritxell/2013/07/magnesio.html

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-69952013000400014&lang=es

http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-55832006000100007&lang=es

lunes, 17 de marzo de 2014

LA IMPORTANCIA DEL DESAYUNO

"Desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo" debe ser uno de los dichos más antiguos y repetidos por centurias en cuanto a alimentación se refiere; sin embargo también debe ser uno de los más ignorados pues cuando suelo preguntar en clases, casi el 90% obvia u olvida este importante episodio de nuestra vida diaria, así que hoy hablaremos de la importancia de la primera comida del día: EL DESAYUNO

Su nombre lo dice DES-AYUNO, es decir que nos encontramos en AYUNO - al estar dormidos - y al despertar, es esta primera comida, después de las 6 a 8 horas que ha durado nuestro sueño, la que corta el AYUNO; además si es que sigues las nuestras recomendaciones tu última comida debió ser 3 a 4 horas antes de acostarte por lo que en realidad llevas casi 10 horas sin comer y es en este momento en el que comenzaremos a reponer nuestras reservas, que definitivamente, han sido agotadas durante todas estas horas en que no probamos un bocado.

Un buen desayuno no solo es una formula para bajar de peso, lo es para una vida sana y al saltarlo no hacemos más que desordenar nuestra alimentación. Si salimos de nuestra casa apurados nos pasaremos todo el resto del día comiendo "tonterías" hasta la hora del almuerzo en la que por fin podremos satisfacer las horas que llevamos haciendo trabajar a nuestro cuerpo de estimulantes como el café o chocolate (que no son del todo nutritivos), lo malo es que con lo agitado de nuestra vida diaria, esta comida suele ser bastante apurada, y si es en un restaurante de comida rápida proveerá de suficiente sal y glutamato que nos dejará con más hambre de la que empezamos; así, en la cena, ya en nuestra casa, y con tranquilidad podemos dar rienda suelta a nuestro apetito, dándonos banquetes que probablemente ni siquiera terminemos de digerir antes de llegar a la cama, y que después de horas de sueño. llevaremos aún en el estomago y obviamente con poco apetito que empezará nuevamente con este ciclo que lo único que hará es mermar - de a pocos - nuestra salud.

Entonces - ¿Qué debemos desayunar? - Si vamos a "desayunar como reyes", podemos satisfacer nuestro apetito de la mejor manera. Azúcares y grasas pueden ser los invitados de honor en este festín ya que al ser nuestra primera comida debe ayudar llenar nuestras reservas; una torta de chocolate, que probablemente durante el día no sea buena idea, es perfecta para que nuestro hígado produzca el glucógeno que nos aportará energía durante el día y que tras el largo periodo de AYUNO, debe estar completamente agotado. Por otro lado las grasas y prótidos de manera consistentes ayudarán a mantenernos saciados hasta nuestra siguiente comida. Las fruta fresca y vegetales serán muy importantes sobretodo si somos de los que, durante el día solo comemos chatarra.
La leche, los cereales, el pan - ¿Serán un buen desayuno? - Como comentamos hace un rato, podemos desayunar lo que deseemos, mas los lácteos y productos de panificación son solo una costumbre que hemos enquistado en nuestro cerebro, y aunque en realidad sea la mejor hora para comerlos, un buen plato de comida, una ensalada de fruta, y hasta los postres nos vendrán bien a esta hora, pues es el momento del día en el que somos REYES.

Existen teorías que dicen que el desayuno es también el que despierta nuestro metabolismo, que obviamente se ha mantenido en estado de reposo durante el sueño, haciendo de esta manera que el cuerpo entre en un estado de quema de calorías - que no tuvo en el descanso - y evitando que tengamos hambre de más el resto del día. Así que para concluir vive cada día como si fuera un domingo, compra los tamales, el pan con chicharrón, los jugos de fruta surtidos, los hot cakes con manjar blanco y date un buen gaudeamus con tu familia, y notarás como tu apetito comienza a ser controlado y tu salud y vitalidad comienza a mejorar. Coman bien, beban mejor y hasta la próxima ¡SALUD-OS!


También pueden leer:




jueves, 6 de marzo de 2014

LA CARNE - ¿NOS HIZO INTELIGENTES?

Aunque tenga entre mis seguidores a muchos fanáticos del buen comer - entre ellos algunos que optaron por la vida vegetariana - la verdad es que mientras más se estudia al hombre, parece ser que fue la CARNE la que hizo de nuestros antecedentes primates, se convirtieran en el Homo sapiens sapiens que es el actualmente domina el mundo. ¿Pero que tiene que ver la carne con la evolución del hombre? - Pues aunque no lo creas existen teorías sustentadas que hoy trataré de explicarte bien, así que empecemos.

Hace 4 millones de años, era el Australopithecus el que recorría las sabanas africanas, recolectando vegetales y de escaso valor nutritivo, ello originó que desarrollara un aparato digestivo de gran longitud (para la fermentación y aprovechamiento de los nutrientes vegetales) y un aparato masticador fuerte que haría su cara bastante tosca y voluminosa. De estos primeros homínidos podrían haber surgido los primeros Homos como el rudolfensis y el habilis (hace unos 1,8 millones de años) que comenzaron a alimentarse de carroña (de los grandes carnívoros de la época), su alto contenido calórico y su fácil digestión podría haber estimulado una reducción en el tamaño del sistema digestivo, así como en boca y dientes que al no requerir mayor esfuerzo, y librando con ello de presión a los sesos. La reducción de nuestro sistema digestivo dejo energía sobrante para el desarrollo de nuestros cerebros, que serían mucho más exigidos para la construcción de - cada vez - mejores herramientas, la organización en grupos para la caza (de animales que eran bastante más grandes que él) y sobretodo mejorar sus habilidades sociales y posiblemente hasta un lenguaje. El descubrimiento del fuego también sería trascendental en la evolución humana, ya que al cocinar los alimentos nuestro sistema digestivo no se vuelve del todo carnívoro, pues las proteínas desnaturalizadas no exigen mayor acidez que la del estómago para su digestión.

Un momento dirás - ¿Entonces por qué los otros carnívoros no evolucionaron? - Es que no fue la carne la que nos hizo inteligentes, sino nuestra capacidad de adaptarnos, una dieta onmívora (y su variedad de nutrientes) fue la que hizo que nuestros cerebros desarrollen, lo que nos llevo después al descubrimiento de la agricultura y ganadería donde el hombre escogería a la res de entre los demás animales para comenzar su domesticación y posterior expansión por el mundo, creándose con ello también grandes naciones que basarían su economía en la producción de carne y derivados.

¿Y que pasa con los que tienen una dieta vegana?¿Ellos se volverán menos inteligentes? - Para empezar los cambios evolutivos en el hombre se han dado a los largo de millones de años (el veganismo tiene un poco más de media centuria), y ellos planifican muy bien su dieta para no tener escasez de nutrientes, optando también por el consumo de algas y en casos extremos hasta los suplementos. Además - y como mencionamos párrafos arriba - es el fuego el que hace que muchas comidas (entre ellas las legumbres) puedan hacerse más digeribles para nosotros, tanto en aprovechamiento como textura, haciendo innecesario el masticarlas por horas o fermentaciones complejas dentro de nuestros intestinos.

Para terminar - ¡Por favor! - No quiero estimular el mayor consumo de carne, que de por sí, ya existe harta información sobre las consecuencias de su abuso; más si explicarte como cada nutriente fue y sigue siendo importante en nuestra dieta diaria. Escoge bien tu fuente proteica y disfruta del mundo y de todas las cosas por la que nuestros ancestros han luchado para convertirse en el mamífero más evolucionado del planeta. Sigan comiendo y bebiendo bien y ¡SALUDOS!


También pueden leer:

http://esmateria.com/2012/10/03/comer-carne-nos-hizo-humanos/

http://www.youtube.com/watch?v=3_MlaeUtkqU

http://escuchatucuerpo.xocs.es/2012/04/el-hombre-es-inteligente-gracias-al-consumo-de-carne/