Páginas vistas en total

miércoles, 30 de mayo de 2012

DIABETES :: TIPO I & TIPO II

La han calificado como la enfermedad del siglo XXI la DIABETES es quizá una de los males que afecta a la mayoría de personas de los países de primer mundo; pero no en su forma original - que suele aparecer producto de una herencia genética - si no en una forma que es más consecuencia de desordenes alimenticios, no por defecto si no por exceso.

La DIABETES tipo I es una enfermedad genética crónica normalmente llamada "diabetes infantil" o "autoinmune" que suele adquirirse por predisposición genética (herencia), apareciendo en la niñez por destrucción y pérdida de las células del páncreas que son las encargadas de segregar la insulina. La insulina es la sustancia que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y al no poder producirla la administración de ella de manera externa es vital (Insulinoterapia). A pesar de ser el primer tipo de DIABETES solo el 10% de los pacientes de esta enfermedad la padecen.

La DIABETES tipo II, a diferencia de la primera, suele despertar en la vida adulta (aunque cada vez ocurre en personas más jóvenes), es autoinfundida que significa que uno mismo se la provocaría debido a la hiperfagia (sobrealimentación) que degeneraría en obesidad. Esta hiperfagia provocaría un "sobreesfuerzo" del páncreas que al tener que ser exigido una y otra vez en sus labores terminaría generando INSULINORESISTENCIA (Síndrome X) que quiere decir que después de una continua exposición de esta a las células estas terminan acostumbrándose a ella, volviendo sus efectos en el organismo, prácticamente nulos.

¿Qué males traería consigo entonces la presencia de Glucosa en la Sangre? - La sangre en nuestro cuerpo tiene muchas funciones, las principales serían transportar por todo el cuerpo tanto los nutrientes como el oxígeno; solo en estas dos funciones ya se puede comenzar a ver los problemas, al estar cargada de azúcar la sangre será más densa por lo que generará hipertensión, esto arruinará los riñones (al ser más exigidos) provocando insuficiencia renal, el oxígeno llegará con dificultad a los capilares más lejanos del sistema sanguíneo provocando anomalías en estos y posteriormente su muerte (gangrena), esto trae consigo la pérdida de extremidades o parte de ellas; también le pasará lo mismo al sistema nervioso y hasta a las retinas. La sangre también transporta plaquetas y glóbulos blancos que ayudan a cicatrizar y evitar la infección de las heridas pero al estar estos diluidos con el azúcar una simple lesión puede traer consigo graves complicaciones.

En fin, la DIABETES es una enfermedad sumamente peligrosa siempre y cuando no se sepa llevar, es por ello que la mayoría de pacientes con Diabetes tipo I llevan una vida ordenada y sin mayores dificultades; el problema viene con los Insulinoresistentes que al adquirirla de manera tardía, y muy probablemente debido a sus propios desordenes alimenticios (grasas, alcohol, sedentarismo), se les hace mucho más complicado cambiar de hábitos lo que termina llevándolos al quirófano en medio de un coma diabético o una infección en alguna extremidad que termina con la amputación de esta.

Entonces  - ¿Debo dejar de comer mucha azúcar para no padecer DIABETES? - Nadie dijo que el AZÚCAR la genere, es más ni el enfermo más grave de este mal puede dejar de consumirla debido a las importantes funciones que esta cumple como nutriente; lo que si se debe evitar es los EXCESOS y más bien aumentar el consumo de FIBRA que ayudará a la más lenta absorción de los GLÚCIDOS y consigo el menor riesgo de una elevación de glucosa en la sangre (GLICEMIA).

Para concluir - y aunque suene muy crítico esto - si vez a algún personaje, o tu mismo, sufrir de esta enfermedad, recuerda que fue AUTOINFUNDIDA y por lo tanto uno es completamente responsable de cada uno de los males que esta genere. SALUD-OS