Páginas vistas en total

martes, 18 de octubre de 2011

EL HUEVO :: MITOS Y VERDADES

El huevo no solo es un símbolo del origen de la vida si no también una de las mejores fuentes de nutrientes al alcance del ser humano. Lógicamente, siempre refiriéndonos al de gallina, el huevo tiene muchos mitos y verdades acerca de su composición y aportes así como los peligros y consecuencias de su consumo y justo para despejar aquellas dudas quiero empezar esta publicación donde no te responderé si fue primero el huevo o la gallina pero si las otras interrogantes, sobre todo desde el punto de vista de la nutricional.

Empecemos por partes, de afuera hacia adentro, y de esta manera destejer cada una de las creencias que circulan alrededor de él empezando por las CÁSCARA, de composición casi netamente cálcica, no es - para nada - como se nos ha hecho creer, una buena fuente de este mineral, ya que los cristales de carbonato de calcio que la conforman carecen de Fósforo que es su compañero en todo compuesto orgánico, incluyendo huesos y dientes, por lo que para asimilarlo bien necesitariamos una buena fuente de este.
Los poros de la cáscara son en forma de embudo, con el fin de evitar el paso de bacterias que por lógica estarán presentes debido a su origen, por lo que el lavado de los huevos es prácticamente una forma de facilitar el paso de estos patógenos y con ello limitar su tiempo de vida.

La CLARA tiene principalmente una composición proteica (a excepción del agua claro esta) y ella es la que le otorga propiedades de formación de espuma (merengue), y su utilización en repostería y bar. Aún así no es más que el líquido amniótico que rodea al futuro ser vivo, por lo que su valor nutritivo no se compara con el de la yema. En su composición no solo habrá nutrientes para el nonato si no también sustancias para protegerlo del ataque bacteriano y una de esas sustancias es la AVIDINA compuesto capaz de encapsular la BIOTINA (vitamina del complejo B) y no dejar que sea asimilada por los microorganismos y por supuesto tampoco por nosotros.  Por supuesto que este compuesto no nos provocará ninguna molestia debido a que es TERMOLÁBIL (se descompone con el calor) por lo que consumir huevos "A lo ROCKY" no será una buena idea.

La YEMA, como lo indicó el párrafo anterior es la parte más nutritiva con alrededor de 16% de proteína y 35% de grasa con 250 - 300mg de COLESTEROL lo que lo hace (después de los sesos de vaca) el alimento con mayor contenido de esta sustancia en nuestra dieta diaria. El problema con el COLESTEROL se debe sobretodo a alimentos preparados con temperaturas bastante altas que hacen que este se OXIDE y por lo tanto sea más propenso a pegarse en las paredes de nuestras arterias.

Un momento; por un lado me recomiendas consumir el huevo cocido y por el otro me dices que las altas temperaturas hacen más peligroso su colesterol, exacto pero no tienes que irte a los extremos, un huevo pasado (escalfado) sería una opción bastante sana seguida por un huevo duro; el huevo frito y revuelto ya serían casos más jalando hacia lo negativo.

Solo para ir terminando y por si no fui lo suficientemente claro a la pregunta - ¿Si tengo el COLESTEROL elevado cual es la mejor forma de consumir el Huevo? - Mi respuesta sería sin duda NO COMAS HUEVO, pero si aún así te mueres por consumir este producto, viendo mermado su valor nutritivo y su sabor podrías consumir solo la CLARA o por último HUEVOS de CODORNIZ contienen grasas OMEGA que tienen la capacidad para reducir el COLESTEROL LDL y aumentar el HDL, reduciendo drásticamente los riesgos de HIPERTENSIÓN y ARTEROESCLEROSIS. Por mi parte me despido, sigan comiendo bien y SALUDOS.

CLASES DE CATA


Vinos, Destilados, Cervezas, Infusiones, Espumosos y hasta Aguas; forma tu grupo y animate cualquier información a los correos

 - ramirezcastilloe@gmail.com
 - ventasjian@gmail.com
 - o en Facebook

martes, 4 de octubre de 2011

LA SANGIOVESE

Dentro de este ciclo de las principales uva vineras del mundo, después de haberme paseado por las más representativas de América es hora de visitar el viejo continente, y con ello ITALIA, pues si nos paseamos por la variedad de vinos del Hemisferio Sur los más representativos serán de cepas FRANCESAS, pero no solo el país de Napoleón es dueño de los secretos de Baco si no que prácticamente cada país europeo tendrá cepas propias y justo de una de ellas vamos a hablar, de la SANGIOVESE.

La Sangiovese (Saugioveto, Brunello, Prugnolo) es la mejor variedad autóctona Italiana, con ella se hace los Chianti, Brunello di Montalcino y Vino Nobile di Montepulciano todos ellos DOCG (Denominazione di Origine Controllatae Gatantita). De entre ellos el Chianti [Kianti], es el vino más representativo del país Tano, un vino de sabor fuerte, aromático y de tonos rubí elaborado principalmente en la Región Toscana.

Probar un Chianti no es necesariamente probar un vino 100% Sangiovese, pues también es muy utilizado en su elaboración la Cabernet Sauvignon o mezclado con notas de este y Merlot. Pero lo que quiero describir en esta publicación es la cepa italiana que aunque no se destaque por su color - llegando incluso en su evolución a tonos naranja - muestra colores rojos-purpura, de riqueza aromática, aunque también variada dependiendo del terroir y de tanino medio que resalta más acidez.
Definitivamente la mejor forma de degustar esta vitis es en un vino italiano pero si estas en esta parte del mundo lo más probable es que no encuentres buenos vinos italianos o ni siquiera los de calidad media por lo que mi recomendación para "conocer" esta cepa es el de la Bodega Argentina CICCHITTI (2007) que en nariz tiene aromas a una mezcla de higo y menta, con toques de chocolate y café que son los sabores que más persisten en boca, con un ligero dulzor, tanino suave y acidez exacta para hacer de este un vino súper equilibrado, en su temperatura de consumo claro está (13°C).

Otros viñedos argentinos tienen también vinos de esta variedad, pero este fue realmente el que me sorprendió, pero si tienen alguna sugerencia o comentario estaré encantado de contestarles. Por ahora me despido, sigan leyendo y bebiendo. ¡SALUD-OS!