Páginas vistas en total

lunes, 22 de abril de 2013

EMBARAZO & NUTRICIÓN

Ayer conversaba con una amiga que se encontraba en la "Dulce Espera" y me decía que como a estas alturas no había escrito nada sobre Embarazo y Nutrición y bueno aunque en realidad es un tema muy amplio voy a ver si puedo aclarar ciertos mitos sobre lo que en verdad es bueno y malo durante esta maravillosa etapa en la cual no solo nace un hijo si no también una madre.

Antes de empezar quiero dejar algo muy claro; las recomendaciones que daré son con respecto a mis conocimientos más el único experto en TU SALUD Y LA DE TU HIJO es el obstetra, así que si él recomienda el consumo de tal o cual producto será mejor hacerle caso o buscar algún otro experto que lo haga previo chequeo.

Para empezar los requerimientos energéticos de una madre gestante serán aproximadamente 211Kcal/día extra que deberá consumir; asumiendo que se encuentra en buen estado nutricional y que su actividad diaria no disminuye durante el parto. Esto desmitifica la expresión "Estoy comiendo por dos" que termina ocasionando obesidad y hasta Diabetes Gestacional que puede repercutir tanto en la salud de la madre como del recién nacido.

Los requerimientos proteicos también deberán incrementarse a 4.5 g/día con la finalidad de ayudar a la formación de tejidos necesarios tanto por la madre como por el niño. Si vemos bien tanto los valores de prótidos como calóricos no deberán incrementarse tanto como se cree; esto sumado a las adaptaciones que hace el sistema digestivo de la madre lograrán que aproveche mucho mejor los alimentos con algunas molestias como el estreñimiento (producto de la mayor absorción de nutrientes) y reflujos (debido a la relajación de las cardias).

El aumento de peso en la madre va a ser entre 9 y 12 kilos los cuales se repartirán de la siguiente manera:


Los incrementos deberán darse de forma progresiva a los largo de toda la gestación. Es común en los primeras semanas  la pérdida de hasta 1 - 2 kg, mientras el cuerpo de la madre se adapta al "nuevo inquilino"; luego, el  incremento deberá ser de 1,5 a 2 kg en el primer trimestre, 3.5 kg en el segundo y el resto en los últimos tres meses.

En cuanto a los micronutrientes es evidente la necesidad de Hierro y Calcio para la formación del cuerpo del infante. Ojo que al escasear estos, el niño los obtendrá de la madre incluso mermando su salud; aunque la anemia en la madre se deberá sobre todo al aumento de volumen sanguíneo, la falta de estos micronutrientes pueden causar palidez, debilidad y hasta lesiones en los huesos y pérdidas de piezas dentales para que el neonato salga sano y completo. En la antigüedad era común la frase "Un hijo más es un diente menos" 

Lo que si es imprescindible en la dieta de la madre - sobre todo si se ha estado consumiendo anticonceptivos orales - es el ÁCIDO FÓLICO (B9) ya que está vitamina al ser hidrosoluble no se acumula en el cuerpo (así que el feto no tendrá de donde extraerla) trayendo como consecuencia problemas de malformación en el niño, espina bífida, anencefalia y hasta aborto. Los médicos recomiendan incluso comenzar a consumirla desde que se comienza a planear el embarazo.

Las mejores fuentes de Ácido Fólico serán verduras verdes (espinacas, espárrago, judías frescas) y frutas (naranja, plátano, papaya, fresa, frambuesa, etc.) mientras que para suplementar el Hiero y el Calcio los cárnicos, lácteos y el pescado (mejor aún los que se consumen con espinas como Sardinas y Pejerrey) serán perfectos; más como dije al comienzo, y aunque yo sea alguien que promueva comer siempre lo más natural posible, si el médico recomienda los suplementos, pues se deben consumir ya que él es quien más conoce como se encuentra la paciente y su hijo.

Bueno, espero haber ayudado en algo; la información es mucho más extensa y resumir nueve meses en una publicación de verdad es algo difícil pero como siempre espero sus comentarios para poder responder sus dudas; así que sigan comiendo bien y ¡SALUD-OS!