Páginas vistas en total

domingo, 26 de enero de 2014

PRODUCTOS PARA BAJAR DE PESO - ¿FUNCIONAN?

El verano siempre es la etapa del año donde nos preocupamos más por nuestra imagen, y obviamente entre ello nuestro peso; es así que los gimnasios, las dietas y sobretodo los productos que prometen llevarnos a la figura deseada, se ponen de moda y convierten prácticamente en parte de nuestra vida, pero - ¿Es cierto lo que prometen estos productos? ¿Realmente se puede perder grasa consumiendo dichos productos? - Pues hoy trataremos de averiguarlo.

Quemadores de grasa, aceleradores de metabolismo, infusiones mágicas, ni hablar de los productos Light & Diet - que ya sabes tú, que no bajan de peso más si nos ayudan a reducir nuestro consumo calórico - suelen ser los nombres que "adornan" las etiquetas de los productos que prometen esculpir nuestra figura, y para ello obviamente se basan en productos "naturales" (que además de aumentar su poder marketero) tratan de justificar el supuesto poder de estas; mas antes de desmenuzar por completo la composición de estos queremos dejar algo claro: Si en realidad existiera un producto capaz de hacernos bajar grasa, no creas que por mera voluntad, quemará exactamente la grasa que te molesta; es decir si pierdo grasa, esta sería simétrica en todo el cuerpo o sea, perderíamos pómulos, mamas y caderas (damas) y claro reduciríamos recién en algo la pancita.

Los componentes que más ha explotado el marketing de dichos productos y que trataremos de analizar en la presente publicación son:
- L-CARNITINA: También conocida como levocarnitina, es una amina producida en el cuerpo a partir de aminoácidos esenciales como son la lisina y metionina, su función es intervenir en la oxidación de ácidos grasos de cadena larga y estudios han comprobado su aumentar el rendimiento durante el ejercicio. Aunque su funciones en el cuerpo parecen tener relación con la degradación de lípidos, la verdad es que las pruebas coinciden en que las pocas reducciones que se observaron en los estudios no son estadísticamente significativas.
- TÉ VERDE: Camellia sinensis contiene las cantidades de cafeína y polifenoles como epicatequina, epigalocatequina y epigalocatequina. Algunos autores dicen que este tiene un efecto en la pérdida de peso mediante un aumento de la termogénesis (generación de calor) y la oxidación de grasas. Aunque la cafeína y demás polifenoles tengan un efecto antioxidante lo que contribuye a disminuir la oxidación de colesterol y con ello la ateroesclerosis y problemas cardiovasculares, mas las pruebas realizadas en grupos con sobrepeso demostraron no tener un efecto significativo en la pérdida de masa corporal.
- LINAZA: Linum usitatissimun (lino) del cual ya hemos hablado por su supuesto efecto fitoestrógeno, atriburía su poder "adelgazante" a su contenido de ácido linoléico y ácido a-linolénico que junto a su fibra soluble, traerá importantes beneficios cardiovasculares; sin embargo las investigaciones en productos que lo contenían no tuvieron resultados significativos para asegurar su poder reductor de peso.
- GINSENG: Panax Ginseng es una planta de la cual se usa la raíz y que se le atribuyen distintas propiedades entre las que destacan la de estimulante vasomotor y del sistema nervioso; investigaciones hablan de su eficacia para tratar problemas mentales y hasta bajar el nivel de azúcar en la sangre en pacientes diabéticos y aunque se le atribuyen propiedades afrodisíacas y de reducción de peso, ninguna de estas últimas se ha comprobado aún en investigaciones.
- TAMARINDO MALABAR: Garnicia cambogía, contiene en su composición el ácido hidroxicítrico del cual se han publicado investigaciones sobre su efecto sobre la inhibición de lipogénesis e incluso algunos autores le atribuyen el poder de aumentar la oxidación de lípidos y la saciedad. Sin embargo y como en los otros casos las pruebas no arrojan datos que puedan asegurar propiedades para reducir nuestro peso.

Un momento - tú dirás - Yo he consumido tal o cual producto y he podido apreciar pérdidas de peso y hasta mejoras en mi calidad de vida; pues no te desmiento, es mas, los resultados expuestos en la publicación que hacemos referencia se hicieron junto a un PLACEBO, con el cual algunos de los individuos analizados también apreciaban pérdidas de peso con la sola idea del poder adelgazante del compuesto, luego ellos fueron comparados con los que realmente consumían el producto y con ello "estadisticamente" se descartaba la capacidad de dicho componente.

Para finalizar, ya te lo he recomendado en otras publicaciones que para reducir nuestra masa adicional, mas que reducir o comer algo específico lo mejor es aumentar nuestra actividad física, no ejercitándonos como locos sino caminando, trotando, bailando o lo que prefiramos; y si aún con todo lo expuesto sigues creyendo en todo lo que el marketing nos vende, consume los productos con esa misma FE que - ¿Quién sabe? - probablemente tú logres que si trabajen para ti. Por mi parte me despido como siempre, sigan comiendo y bebiendo bien y ¡SALUD-OS!

Referencias: