Páginas vistas en total

domingo, 1 de diciembre de 2013

FITOESTRÓGENOS

Hace un par de semanas conversando con mi fan #1 - mi mamá - me comentó sobre un programa donde un doctor recomendaba a sus espectadoras el consumo de tal o cual productos por su alto contenido de FITOESTRÓGENOS, y que estos ayudaban entre otras cosas a las damas, a mejorar ciertas molestias propios de su sexo. Para serles sinceros - como lo fui con ella - no había escuchado jamás sobre estos y sus bondades, a lo cual ella contestó "ahí tienes un tema para tu blog", así que complaciéndola a ella y todos ustedes, empecemos.

Los ESTRÓGENOS son las hormonas sexuales femeninas que hacen "más mujer a la mujer", distribuyendo la grasa a lugares que amoldan su silueta, hacen su rostro más fino, locación del vello corporal, voz delgada, así como mantener los niveles de colesterol bajo (previendo posibles infartos), cuidar los huesos, entre otras muchas cosas; sus desbalances durante la menstruación pueden ser los culpables de las molestias experimentadas y que durante la menopausia serán multiplicadas por miles.

Los FITOESTRÓGENOS, tal como lo dice su nombre, serán compuestos de origen vegetal que por su estructura química (similar a los de las hormonas) parecen tener efectos similares a estas en el cuerpo; investigaciones incluso, ofrecen datos sobre poblaciones que parecen padecer menos las inclemencias de la menopausia en dietas ricas en estos. Los alimentos más ricos en estos son las semillas de lino (linaza) seguido por la soja y otros guisantes entre las que destacan las isoflavonas como la Genisteína, Gliciteína, Daidzeína.

Al llegar la menopausia, la "jubilación" de la genitalia femenil suspende la producción de estrógenos que además de los malestares propios del "síndrome del climaterismo", puede traer riesgos para la salud femenina como osteoporosis, problemas cardiovasculares, y hasta cáncer, por lo que el consumo de los FITOESTRÓGENOS parece ser una buena opción para suplir su ausencia. Lamentablemente, aunque nos pareja bastante lógica la relación, las diversas investigaciones que su servidor "devoró" para traerles la información más fidedigna, parecen tener una misma conclusión "la evidencia actual para comprobar los efectos benéficos de estas isoflavonas es INSUFICIENTE", incluso atribuyendo sus bondades a un efecto PLACEBO. 

Entonces - ¿No me servirá de nada incrementar mi consumo de Soja y Linaza? - Si es cierto que los efectos de los fitoestrógenos no están del todo comprobados, la linaza sigue siendo un perfecto alimento, rico en fibra soluble que igual tendrá un efecto positivo en la salud cardiovascular y digestiva del consumidor, mientras la soja (siempre y cuando no seas enemigo de los transgénicos) es una de las mejores representantes de la proteína vegetal y su versatilidad la convierte en uno de las legumbres más consumidas en el mundo, sobretodo en la dieta vegetariana. Así que para concluir, lamento decirte que la probabilidad que estos productos ayuden a llevar mejor el síndrome climatérico dependerá - propiamente - de la FE que les tengas; más aún así los beneficios innegables que ya conocemos de estos alimentos, serán de gran ayuda en tu dieta diaria. Sigan comiendo y bebiendo bien y ¡SALUD-OS!


Referencias:


Garrido, A. et al. 2003. Fitoestrógenos dietarios y sus potenciales beneficios en la salud del adulto humano. Revista Médica de Chile.

Días-Yamal, I. 2009. Fitoestrógenos: revisión del tema. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología.