TODO LO QUE QUIERES SABER SOBRE LA LEY DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE


Si estas al tanto de lo que en el país se está tratando de hacer por una alimentación saludable, sabrás que hay una ley de etiquetado propuesta por el MINSA que tiene CINCO AÑOS esperando ser aprobada, pero entre el ejecutivo y el legislativo han habido observaciones, sugerencias o re-plantaciones que han dejado a esta ley en el tintero y a la industria peruana en un gran retraso con respecto a países vecinos como Chile y Ecuador, que no solo cuentan con leyes similares ya implementadas, sino que incluso muchos de los productos peruanos que van a dichos anaqueles están adaptados a la legislación de cada país aún cuando ambas son bastante diferentes. Acompáñennos a conocer un poco más de esta ley y que consecuencias traería a nuestra alimentación.

Nuestros dos países vecinos del norte y el sur son los que han implementado exitosamente este tipo de etiquetados que como decíamos líneas arriba difieren sobretodo en el uso de colores. Mientras Ecuador (2013) alega al uso de un formato tipo semáforo, con niveles que van desde ROJO para alto, AMARILLO para medio y VERDE para bajo, para nutrientes como grasa, azúcar y sal, Chile (2016) utiliza stickers (o sellos como le llaman en dicho país) con octágonos negros con bordes blancos en los que se advierten los contenidos de grasas, azúcar y sal (en este caso sodio), incluyendo también el concepto de calorías.

Fuente: RPP
Aunque Ecuador fue el pionero en este tipo de reglamentación, la verdad es que esta ley no fue del todo bien recibida, sobretodo por las industrias de alimentos que eran las principales afectadas; pero fue el gobierno de Rafael Correa el que practicamente impuso este dictamen obligando a las grandes empresas a cambiar en un lapso de 6 meses y 12 para las pequeñas industrias, como para que terminen de usar los tirajes de etiquetas que tenían programado para dicho periodo. Mientras que en Chile, que es el país al que más se le ha aplaudido el uso de SELLOS, algunos estudiosos como el Dr. Javier Morán (catedrático de la Universidad Católica San Antonio de Murcia) han criticado fuertemente dicha legislación alegando que no se hicieron suficientes estudios para su implantación, presentando pruebas sobre el poco impacto que ha tenido en el consumidor chileno como lo pueden ver en el siguiente vídeo:




¿Y qué sucede en el Perú?
El 17 de mayo del 2013 se publicó en el diario oficial El Peruano la Ley de promoción de la alimentación saludable para niños, niñas y adolescentes (Ley N°30021) que inicialmente plantearía el uso de octágonos rojos con mensajes de advertencia sobre las altas cantidades de azúcar, sodio y grasas saturadas, así como la presencia de grasas trans:


Fuente El Comercio
Durante la presentación de esta propuesta en agosto del año 2017, el congreso planteó algo más parecido a la legislación ecuatoriana con colores tipo semáforo para indicar los contenidos alto, medio y bajo de los tres mismo grupos alimenticios.

Fuente: El Comercio

Pero entidades como la OMS y la misma ONU fomentaron uso de octágonos sobre los códigos semáforo, aduciendo que al ser un etiquetado frontal, estaría mucho más a la vista del consumidor y que los colores podrían estar rojo y verde a la vez ante un alimento - por ejemplo una gaseosa - y esto podría hacer pensar al comprador que por tener el color verde en sal - aunque lo tenga rojo en azúcar - no tendría por que ser tan malo; además apelaban también al éxito de los octágonos en Chile (obviamente no conocieron la exposición del Dr. Morán,) por lo que al final la propuesta del congreso quedo descartada, ayudada también por el descrédito de los padres de la patria y sus supuestas relaciones con la industria. Lo curioso de todo esto es que - como ya hemos dicho líneas arriba - al parecer el éxito de los sellos en Chile no es del todo cierto y la misma población considera que el código de colores es mucho más claro que un simple rótulo de advertencia (Léase Gestión)


Finalmente son los octágonos negros los que ganaron la batalla siendo aprobado por el Ejecutivo en junio del presente; pero ni si quiera se estaba terminando de celebrar cuando nuevamente encontramos una contra, esta vez de parte del Organismo Peruano de Consumidores y Usuarios (Opecu) quien advierte que la ley no toma en cuenta las CALORÍAS entre sus advertencias, ni tampoco se proyecta a la segunda etapa de su similar chilena, que promueve la disminución de los nutrientes críticos de los alimentos con sellos de hasta un 37% tras dos años posteriores a la entrada en vigor de dicho mandato.



En agosto del presente año se celebró el XIV Congreso Peruano de Nutrición organizado por la Sociedad Peruana de Nutrición donde - obviamente - esta ley fue parte importante del temario, teniendo como ponentes a muchos expositores internacionales que relataban el éxito de las normas de etiquetado en sus países, lamentando también que en el Perú, esta legislación haya tenido tantos retrasos; pero ente los conferencistas nuevamente estuvo el Dr. Javier Morán explicándonos otra vez como en realidad Chile, vive un efecto rebote con respecto a su ley de etiquetado (parecido al del etiquetado de cigarrillos o alcohol) y que no era para nada malo el que aquí sigamos discutiendo el tema, pues estadísticamente nuestro país se ubica entre los que consumen menos productos industrializados en el continente, por lo que llenar de sellos los productos que casi no consumimos no tendrá el efecto deseado en la disminución de la obesidad de nuestros pobladores. Por otro lado nuestros curvilíneos abdómenes tendrían su origen en casa, los excesos de azúcares (carbohidratos para que me entiendan los que nunca nos leen), los platos inmensos y el repeticua son los que hacen que tengamos los problemas de salud que alertan a las autoridades por lo que la solución no solo es poner advertencia en los productos industriales, sino la EDUCACIÓN NUTRICIONAL tanto en escuelas como a las amas de casa, para demostrarles que el rellenar el plato de arroz y obligar al niño a terminarlo por completo, nunca fue la opción más saludable.

"Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida" - Es una frase que encaja perfectamente en lo que a la alimentación saludable se refiere, y no queremos terminar esta publicación sin contarte de uno de los más exitosos avances que se han hecho en el país sobre la buena alimentación, y este proyecto es EL PLATO MÁS RICO, un programa elaborado por Nestle-Perú que, con la ayuda de un molde, muestra la distribución ideal que debe tener nuestro plato de comida con respecto a fuentes de proteínas, azúcares y verduras:

Y si tu reacción es parecida a la de mis estudiantes de decir "¿Cómo alguien va a comer así?" pues, parece que la cultura del mal comer la tienes ya, demasiado enquistada en el cerebro, pero todo tiene solución, comienza a comer cada vez menos harinas (arroz, papa, pastas) y si te quedas de hambre, pues prueba tomar un poco más de agua, que ayudará a saciar tu apetito y de a pocos limitar tu ingesta.

Sea efectiva o no la próxima Ley de la Alimentación Saludable, los efectos positivos de ella se han hecho notar, pues al estar el tema tanto tiempo en boga, ha logrado que la gente se fije más en las etiquetas y que incluso muchas de las grandes empresas alimenticias - antes que la norma los agarre mal parados - comiencen a reducir las cantidades de azúcar, sal y grasas en sus productos; así que, nos llenen los envases o no de sellos de advertencia, recordemos que la buena alimentación dependerá de nosotros mismos. Sigan comiendo y bebiendo bien y ¡SALUD-OS!


Comentarios

Entradas populares