Páginas vistas en total

miércoles, 17 de agosto de 2011

LOS AZÚCARES

A los que normalmente llamamos Carbohidratos, los Azúcares o Glúcidos, son la principal fuente energética, no solo para nosotros los seres humanos, sino para todo ser vivo ya que son de fácil obtención y asimilación. El nombre Carbohidrato o Hidratos de Carbono surge de una " tonta" relación de simplificar la formula común de los glúcidos C6H12O6 a [C(H2O)]n es decir Carbono y agua, abreviándolo carbón - hidrato y así surge un nombre que en realidad no tiene nada que ver con el verdadero compuesto ya que si observamos una muestra de azúcar de mesa (sacarosa) no observaras la más mínima presencia de agua.

Los Glúcidos son usados por nuestro cuerpo en dos funciones muy importantes. Primero, cual tren que quema el carbón para obtener energía y desplazarse; nosotros absorbemos el azúcar en nuestro sistema digestivo y es llevado a nuestra sangre donde - mediante la respiración - quemarlo con el oxígeno produciendo energía (calorías) y como residuos CO2 y vapor de H2O que votamos al expirar. En segundo lugar nuestro cerebro es el gran devorador de glucosa del organismo consumiendo casi el 25% de azúcares de nuestra dieta siendo este su nutriente esencial para el correcto funcionamiento y su deficiencia por supuesto puede traer muerte neuronal e incluso algunos lo relacionan con el inicio del Alzheimer.
Pero un momento dirás - ¿Qué yo sepa la grasa da mucho más energía que los azúcares? - pues mi amigo tienes toda la razón, pero el azúcar - como hablamos más arriba - es mucho más asimilables que las grasas; en otras palabras la grasa es de digestión mucho más lenta y eso no tengo que explicártelo pues lo has experimentado, mientras que los glúcidos, así sean más complejos como fideos o arroz (por ejemplo Comida China), se asimilan con cierta facilidad con la posterior sensación de hambre en el corto plazo. Y es justo este último factor lo que también puede hacer peligroso a este nutriente pues aunque suene tonto "El exceso de azúcar en el cuerpo se vuelve más rápido GRASA que la misma GRASA" - ¿Pero cómo ocurre esto? - La explicación es bien sencilla, cuando comemos glúcidos, sobre todo simples, estos llegarán rápidamente a nuestro torrente sanguíneo siendo usados en los fines necesarios, pero si la cantidad es demasiado elevada nuestro páncreas surtirá INSULINA con el fin de descender su concentración llevándolo a los músculos y al hígado, como GLUCÓGENO (azúcar animal), pero si aún así la cantidad continua siendo elevada y nuestras reservas están llenas el cuerpo lo convertirá en GRASA para los momentos de verdadera carencia, que en nuestra sociedad moderna ya no son nada comunes; luego al reducirse al mínimo la concentración de nutrientes en la sangre volveremos a tener hambre que si es nuevamente saciada con estos productos entraremos en un círculo vicioso q alejará nuestro ombligo del resto del cuerpo.

Ok, entonces el azúcar es mi principal fuente de energía y además con ella puedo respirar... pero un momento - ¿Y si no como azúcar? - eso en realidad es muy poco probable, nuestra dieta casi siempre incluye un 50% de azúcares entre el pan, las pastas, el arroz, las tortillas de maíz o las papas; y si por un periodo determinado no consumieras azúcares igual siempre guardamos reservas de "Glucógeno" en nuestro hígado y músculos para momentos de pobre ingesta.

Hay mucho más que decir sobre los glúcidos y de hecho la DIABETES es algo que guarda mucha relación con lo hoy expuesto pero ello ya lo dejaremos para una próxima publicación; por ahora me despido, sigan comiendo bien y nos estamos leyendo
SALUDOS

1 comentario:

  1. Muy buena información, le felicito! me sirvió de mucha ayuda.
    Saludos

    ResponderEliminar