Páginas vistas en total

martes, 17 de marzo de 2015

SEXO & ALCOHOL

Cada vez que pido sugerencias en mi cuenta de twitter - @ElProfesabe - sobre que tema aún no he tocado en este blog, no falta el usuario que grite - ¡SEXO & ALCOHOL! - y bueno, yo no puedo dejar a mis seguidores insatisfechos así que, inspirado por ellos, hoy quiero hablarles de el efecto de esta popular sustancia sobre nuestro organismo y como puede ayudar a que la "fiesta" sea más divertida o simplemente terminar arruinándola.

Ya hemos hablado en anteriores oportunidades de los efectos del alcohol en tu cuerpo pero si hablamos de las relaciones interpersonales y sobretodo con el sexo opuesto (o cuales sean tus gusto) sería bueno que dividiéramos tanto la parte del cortejo como del propio acto sexual (genital).

Cortejo: Es bien sabido que en pequeñas dosis el alcohol ayuda a "soltarnos" ya que el efecto intoxicante de este es depresor del sistema nervioso, bloqueando nuestras inhibiciones y con ello haciéndonos más eufóricos y seguros, esto ayudará a poder acercarnos y - porque no - hasta a iniciar la conversación; si no eres de los que guste bailar, la falta de vergüenza podrá hacer hasta que nos aventuremos a improvisar algún nuevo paso y aunque nos salga o no, nos importará poco pues nos estamos divirtiendo. Todo esto propiciará el acercamiento y si la "química" surte su efecto podría llegarse a la tan ansiada "primera base". Es obvio que si la dosis es demasiado elevada la pérdida de equilibrio y dificultad de hablar (o gritar) haría imposible que pueda propinarse el acercamiento y posiblemente que nunca más se vuelva a dar.


Coito: Ya sea con nuestra pareja o alguna aventurilla que surgió del momento, las copitas que bebimos previo a este momento podrán seguir surtiendo su efecto; nuevamente el bloqueo de nuestras inhibiciones favorecerá a que nos arriesguemos a experimentar cosas nuevas, que si la persona los acepta podría hacer favorable la "faena". El efecto vasodilatador del alcohol también ayudaría a la circulación sanguínea y con ello al llenado de capilares, que es la forma como funcionan los tejidos eréctiles (tanto en hombres como mujeres) que son los protagonistas del acto sexual. Las dosis mayores podrían causar cierto grado de adormecimiento, que si lo combinamos con costumbre algo violentas, repercutirán en contusiones que lamentar a la mañana siguiente; este mismo estado de aletargo ocasionará que se nos sea más difícil alcanzar el clímax, lo que puede ser conveniente para algunas personas, mas personalmente si no vas a disfrutar al 100% no tiene sentido. Los efectos propios del exceso - si es que tienes la suerte de llegar hasta esta etapa - traerán más complicaciones que beneficios, si no es que eres vencido por Morfeo, la torpeza y la falta de coordinación puede hacerte errático e incluso el exceso de actividad propiciará el movimiento anti-peristáltico arruinando por completo el momento. 


Desamor: Cuando el amor acaba a veces al primero que recurrimos es al alcohol para ayudarnos a "ahogar las penas" pero lamentablemente este no ayuda ni en bajas y ni en elevadas dosis, pues cuando andamos tristes nuestro sistema es más susceptible e incluso con pequeñas cantidades el licor puede comenzar a afectarnos. El efecto depresor que ejerce el alcohol en nuestro sistema nervioso hará que nuestra cordura - que probablemente sea la única que nos mantiene en pie - sea relegada y sin ella lo más probable es que te conviertas en un paño de lágrimas que difícilmente logre relajarse o pasarlo bien.

Ante de terminar, no quiero dejar de mencionar el efecto "afrodisíaco" de muchas de las bebidas alcohólicas, pues así como el Champagne, el vino, los colores vivos y las formas de los cócteles pueden ser perfectos para despertar (así sea como placebo) la desinhibición y alegría propicia para disfrutar más la compañía del ser amado.

Para terminar: El alcohol puede ser un leal aliado o el más atroz de los enemigos si es que no lo dosificamos en la forma correcta, está en vuestras manos manejarlo de la manera adecuada; todo en exceso es malo pero en estos casos hasta involucra la supervivencia de la especie, así que sigamos comiendo bien y bebiendo - con mesura - aún mejor ¡SALUD-OS!

También pueden leer:

ALCOHOL: LO BUENO & LO MALO

ALIMENTOS AFRODISÍACO