Páginas vistas en total

sábado, 29 de marzo de 2014

EL MAGNESIO


Cuando escuchas hablar sobre minerales probablemente lo primero que se te viene a la mente es el Calcio o el Hierro, pero existe un elemento que supera ampliamente a estos en la cantidad de funciones que cumple en nuestro organismo y que día a día es más publicitado y comercializado como maravilla de la naturaleza y este macroelemento es: el MAGNESIO. Pero - ¿Es realmente tan necesario este elemento para nuestro cuerpo? - Tan importante como todos los otros minerales, ya que ninguno puede obviarse en la dieta, pero por su versatilidad hoy vamos a dedicarle su espacio a este así que empecemos.

Es el quinto elemento en cantidad en nuestro cuerpo (después del Calcio, Potasio, Fósforo y Sodio) y de los 25 gramos - aproximadamente - que tenemos en el cuerpo la mayor parte se encuentra en los huesos, pero aunque participe en la buena absorción del Calcio y Vitamina D (junto con el Zinc, Potasio y Cobre), sus efectos benéficos en el cuerpo van mucho más allá, de entre los que destacan:
Neurotransmisión: El magnesio participa en la formación de las conexiones neuronales y co-factor en la síntesis de Dopamina y Serotonina que muchos las relacionan con el placer y el buen estado de ánimo por lo que una deficiencia de este mineral puede favorecer la aparición del estrés y desánimo.
Relajante: Durante el estrés el cuerpo suele liberar cortisol que tiene ciertas funciones para afrontarlo, si constantemente nos tensamos este continuará surtiéndose a nuestra sangre; dosis apropiadas de magnesio controlan las cantidades liberadas de esta hormona por lo que - sumado con lo expuesto en el punto anterior - no solo combatirá el estrés, si no que condicionará la forma en la reaccionamos.
Problemas Digestivos: La dispepsia es el nombre médico con el que se suele llamar indigestión que se presenta con la sensación de acidez, sobretodo en la boca del estómago; el hidróxido de magnesio se usa desde antaño para solucionar estos problemas, mientras que otros medicamentos también lo llevan como agente laxante.
Prevención de Diabetes: La Diabetes II suele deberse a una insulinoresistencia, es decir que las células toleran la insulina y no son afectadas por ella, reportando las personas que la padecen niveles bajos de magnesio en el cuerpo. La suministración de este mineral no solo ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre si no hasta aumentar la sensibilidad a la insulina tanto en personas sana como diabéticas.
Problemas cardíacos: El Magnesio ayuda a mantener el ritmo de un corazón sano, en hombres y aún más en mujeres la ingesta diaria de este mineral está asociada con un menor riesgo de enfermedades cardíacas e incluso a combatir problemas de hipertensión.
Osteoporosis: Párrafos arriba mencionamos la interacción del Magnesio y el Calcio en la formación de los huesos, su consumo es imprescindible para prevenir la desmineralización ósea.
Insuficencia Renal: Durante esta enfermedad es común los problemas óseos debido a la presencia Fósforo en la sangre por la mala filtración y la migración del Calcio de los hueso para mantener el equilibrio, suplementos de Magnesio parecen ayudar a prevenir los problemas de osteoporosis provocados por los problemas renales.

Se mencionan muchas otras ventajas como ayudar a combatir el asma en niños y el síndrome pre-menstrual en damas, así como un sinfín de beneficios más cuando se aplican como suplementos y normalmente cuando las dosis de Magnesio son pobres en las dietas. Pero - ¿Qué tan común suele ocurrir esto? - En realidad si tenemos una buena alimentación y salud no tendría porque escasear en nuestro cuerpo, siendo el alcoholismo, las diarreas, la malnutrición y los problemas renales y pancreáticos las causas más comunes de hipomagnesemia.

Entonces, si estoy sano - ¿Por qué tendría que consumir más Magnesio en suplementos? - El ritmo de la vida actual que a veces nos obliga a consumir comida rápida - la cual obviamente es carente de este micronutrientes - no ayuda a completar los 500mg/día que requiere un adulto. Entre las fuentes ricas de este mineral destacan vegetales como los frutos secos y cereales integrales; así que si puedes cambiar tus fuentes de polisacáridos (pan, fideos, arroz) por sus equivalentes integrales o simplemente consumir algo más de maní, pistachos, almendras (muchos "cereales de desayuno" los traen), leche y aún más los quesos madurados y el chocolate negro serán fuentes excelentes de este oligoelemento. Si el ritmo de tu vida no te permite tener una buena comida, seguiré insistiendo en que el desayuno será la mejor hora para llenarte de nutrientes y si no tienes tiempo ni para eso, pues entonces busca los suplementos que han demostrado cumplir con las funciones básicas que este mineral hace por nosotros; sigan comiendo bien y !SALUD-OS!


Referencias:

http://www.bibliotecapleyades.net/salud/salud_magnesio01.htm

http://blog.hola.com/farmaciameritxell/2013/07/magnesio.html

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-69952013000400014&lang=es

http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-55832006000100007&lang=es