Páginas vistas en total

jueves, 3 de octubre de 2013

TORRONTÉS - SALTA - ARGENTINA

Lo he comentado millones de veces, Argentina - sobretodo Mendoza - se ha hecho más que famosa por su vinos Malbec, más a la hora de escoger un vino blanco la gran mayoría de los oinómanos viran hacia otras direcciones sin sospechar que en esta misma nación, por arriba de los 1700 m. s. n. m. existe una zona donde las condiciones se han unido para brindar los mejores vinos blancos de esta región, teniendo como abanderado a la uva TORRONTÉS.

No es la primera vez que escribo sobre esta cepa, incluso les recomendé una versión mendocina de esta, más como mencioné líneas arriba es la Región del SALTA donde el frío de los andes y la fuerte radiación solar crea gradientes de temperaturas de hasta 25°C que junto suelos arenosos, pocas lluvias y la ausencia de problemas climáticos como los Vientos Zonda y el granizo (tan comunes en Mendoza) han creado un paraíso para que se produzcan muy buena calidad de uvas, donde también se produce muy buenos tintos, donde la radiación UV produce cascarás más gruesas que aportarán mayor tanino al vino y más glúcidos (fotosíntesis) que serán probablemente más aptos para la guarda. Pero volvamos a las cepas blancas donde el sol les otorga nivel de azúcar y que la acidez sea optima a la hora de la poda, mientras el frío de la noche mantiene intactos los aromas para que los podamos disfrutar íntegros en copa.

Permítanme hablarles de uno de los - personalmente - más deliciosos representantes del Torrontes de Salta, el COLOMÉ TORRONTÉS vino joven de colores tenues pajizos y que en nariz, después de un breve reposo, brotan aromas a piña y lima dulces, frescura muy intensa y toques cítricos que se disipan en copa movida predominando nuevamente la frescura mezcladas con una brisa floral (flores blancas). Ya en boca el dulce es sutil, que junto con la acidez encuentran un equilibrio por el cual se esconde ligeramente un toque tánico (probablemente por las cáscaras gruesas fomentadas por la alta radiación UV) para terminar fresco y con sensaciones retronasales de limón que recuerdan mucho a la Uva Italia (recuerden que son familia, léase mi anterior publicación de TORRONTÉS).

Para terminar, aunque este vino puede tomarse tranquilamente solo, yo recomendaría maridarlo también con tiradito de ají amarillo, platos agridulces (tamarindo, piña), así como pollo y carnes blancas también en salsas ácidas y hasta postres como frutas al jugo o con notas cítricas. Cuéntennos sus experiencias y sugerencias; me voy despidiendo siempre con la copa en alto y ¡SALUD-OS!

Referencias:

http://www.bodegacolome.com/files/Ficha_Tec_Colome_Torrontes_Esp.pdf

http://lescepages.free.fr/cepmc.html