Páginas vistas en total

viernes, 11 de enero de 2013

DONDE MANDA CAPITÁN ...

Si eres lector asiduo de este Blog, sabrás el fanatismo que tiene mi persona hacia el PISCO, y como perfecto amante, prefiero disfrutarlo puro y sin mayor parafernalia, para de esta manera, disfrutar plenamente los toques plata que iluminan nuestra pupilas, hasta la inmensa gama de sabores y aromas que persisten en boca mientras se va desvaneciendo el calor propio de un aguardiente. Pero bueno, no todos estamos destinados a poder disfrutar de nuestro destilado bandera puro, así que los Bartender han creado mil y un combinaciones para que todos podamos deleitarnos con un buen PISCO, junto a colores y diseños que enamoran desde la retina; de todos ellos destaca uno, que aunque sencillo en su elaboración, tiene una fuerza y elegancia de la cual carecen otros cócteles y ese es el CAPITÁN.

El Perú vive un segundo enamoramiento con el PISCO en el cual todos quieren brindar con él y con el conocidísimo PISCO SOUR que por sus sabores cítricos y, porque no, su densa espuma a encandilado las preferencias de los paladares nacionales y extranjeros. Este fanatismo es tal que a los - a mi parecer poco imaginativos - Bartenders no se les ocurrió mejor idea que "SAUERIZAR" todo y de esta manera dar origen a los ahora celebres Camu camu Sour, Maracuya Sour, Cocona Sour, entre otros tantos. Personalmente, esta onda de ponerle "SOUR" a todo, demuestra no solo una falta de imaginación en creatividad sino también en nomenclaturas, y eso - amigos mios - es algo que definitivamente no nos caracteriza a los peruanos.


El CAPITÁN, también conocido como "Manhattan Peruano" por su obvia similitud con este; es un cóctel elaborado a base de PISCO y Vermouth rosso (rojo) en iguales proporciones con un toque de amargo de angosturas y decorado con una cereza, cascará de naranja o lo que el Barman prefiera. Los sabores dulces (Vermouth) y tánicos (Amargo de Angosturas) combinan perfecto con PISCOS no amoscatelados (no aromáticos) como el Quebranta, Mollar y especialmente la Negra Criolla, pero por que no aventurarse a crear tu propio blend o como decimos los Mojoneros a "acholar tu Pisco".

Finalmente, y como ven en las fotos, este cóctel debe ser disfrutado en una copa de Martini, para así lucir toda la elegancia que denota esta obra de arte que invito a degustar, y por que no preparar en casa, y cuando estén con el ser amado, ambos chocando copas, a la luz de las velas, y besen la copa, sabrán porque digo que "Donde manda CAPITÁN no manda marinero".