Páginas vistas en total

miércoles, 25 de julio de 2018

PRINCIPALES DIFICULTADES QUE TIENE EL BUEN COMER


Está de moda cuidarse, y esto es algo bueno pues la gente anda pendiente de lo que come, de las calorías, del origen de los ingredientes e incluso identificando compuestos que en otras épocas solo se leerían en los libros de química; sin embargo el no enterarse adecuadamente de las cosas puede hacer que alimentos que nos han acompañado a lo largo de la historia, hoy sean enemigos a muerte de veganos, fitness, hippies, hipsters y otras tantas comunidades. Pero ya hemos escrito de aquellos alimentos que juzgas sin sentido y puedes leerlo aquí, más hoy lo que queremos decirte es que si estas en el verdadero compromiso de cambiar tus hábitos alimenticios, debes tener en cuenta LAS PRINCIPALES DIFICULTADES QUE TIENE EL BUEN COMER

Antes que nada, esta publicación no busca decepcionarte de una vida saludable – es más eso sería lamentable – sino más bien hacerte conocer aquellas cosas con las que te puedes topar, para que no abandones a medias, el camino de una vida sana y más bien continúes adaptándote aquellas cosas que pueden ser un poquito complicadas.

1. MAYORES VISITAS AL BAÑO: Una vida rica en carne y/o grasas, además de ser calórica tiende a ser de digestión bastante más lenta, trayendo incluso problemas de estreñimiento y en el peor de los casos diverticulosis; por otro lado los vegetales suelen ser ricos en fibra – tanto soluble como insoluble – que mejoran el tránsito intestinal y por ende harán que nuestras visitas al cuarto chico sean más consecutivas, aunque esta misma fibra también, tenga como contraparte el arrastrar micronutrientes que después tengas que suplementar con pastillas. Así que si eres de los que les molesta ir al sanitario en el trabajo, restaurantes u otro lugar te debes ir acostumbrando para que esto no sea un conflicto a la hora de llevar una vida sana.

2. ADIOS PARRILLADAS: Si te declaras enemigo de la carne, es obvio que tus amigos se sentirán incómodos de invitarte a comer ceviche, parrillada o hasta pollo a la brasa; si eres enemigo de la leche o las calorías un Cheese & Wine, o simplemente una reunión de bebidas sería una oportunidad para oírte declamar las calorías de cada una de las copas que desfilan por la mesa; mi recomendación en estas ocasiones es siempre la misma: diles a tus amistades que estás en una determinada dieta y lleva tus vegetales favoritos – que a la parrilla también quedan estupendos – y evita por favor estar criticando cada una de las comidas y bebidas que tus amistades consumen, que dejarán de invitarte no para no incomodarte, sino para que tú no seas quien los incomode.

3. BIENVENIDOS LOS SUPLEMENTOS: Es obvio que si eliminas algo de tu dieta, vas a tener que complementarla con algo y ya que los alimentos animales y vegetales nos suelen aportar distintas variedades de nutrientes y al suspender una u otra nos pondrá en una situación en la que tendremos que complementar nuestra alimentación. Si evitas los vegetales (cosa que en verdad dudo que hagas en alguna dieta) tendrás que buscar suplementos vitamínicos, pues muchos de estos micronutrientes son suceptibles al calor de la cocción como el ácido ascórbico (Vitamina C), teniendo que ser suplementados en pastillas o efervecentes, lo mismo pasará con la fibra vegetal ya que como su nombre lo dice será completamente ausente en los cárnicos teniendo que comprar tu salvado de trigo o pastillas que ayuden a mejorar tu digestión. Si por otro lado eliminas las carnes, nutrientes como el Hierro, Zinc y el Calcio – que no son escasos en los vegetales, pero son mucho más asimilables en los cárnicos – tendrás que comenzar a consumirlos en pastillas y si a eso sumamos la Cianocobalamina (vitamina B12) que está completamente ausente en alimentos vegetales, tendrás que sí o sí buscar suplementos que los contengas a menos que quieras comenzar a padecer de anemias y con ello debilidad.

4. PONTE A ESTUDIAR: Si no te gusta leer y mucho menos estudiar déjame decirte que estas por el camino errado con esto de cuidarse, pues si te pones a seguir lo que un youtuber dice, lo que la nutricionista de moda declama en la tele o lo que tus colegas te cuentan en el trabajo comenzarás a ser enemigo de todo lo que se ponga en tu plato; el gluten, el azúcar y hasta las grasas no son los malvados del cuento y si no te pones a leer y enterarte bien terminarás pronto consumiendo suplementos que tus antepasados jamás necesitaron y gastando montones de dinero en compuestos que siempre han estado en tu comer del día a día.

5. PREPARATE A GASTAR MÁS: Siendo la carne más cara que los vegetales es obvio que una dieta vegetariana será mucho más económica que una omnívora, pero si además buscas productos orgánicos (que ya cientos de investigaciones demostraron que no son estadísticamente mejores), no GMO (Organismos geneticamente modificados o transgénicos), libres de gluten y de agricultura responsable pues todo esto tiene un costo que esperemos estés dispuesto a pagar y que la fe que le tienes a estos productos sea tan fuerte como la que le tienes a los que te los venden pues muchas de las cosas que te dicen al expenderlos no pueden ser comprobadas por certificación alguna o tienen tramites excesivamente largos que no muchos se molestan en hacer, así que más que una mayor conciencia estas modas están diseñadas para ayudar a llenar bolsillos que lastimosamente no serán los tuyos.

6. PREPÁRATE A GASTAR MÁS II: Los productos que no usan fertilizantes químicos suelen tener menos tamaño pero más sabor por lo que pagarás más por kilo, aunque disfrutarás de sabores más intensos, si a esto le sumamos que el agricultor tendrá mayor merma (al estar expuesto a más plagas si no se usan plaguicidas) estas serán pérdidas que tienen que cobrárselos a alguien y ese obviamente serás tú. 

7. PREPÁRATE A GASTAR MÁS III: El hecho de que todo esto sea una moda hace que alimentos que usan edulcorantes sintéticos en lugar de azúcar sean más caros cuando estos productos químicos son mucho más baratos y se usan en menor cantidad (al tener un dulzor hasta 600 veces mayor), lo mismo pasa con los alimentos integrales que tienen menos procesos y más “bulto” ya que la fibra vegetal normalmente se desechaba pero ahora te la ponen en el producto en lugar de sacarla y además te cobran por ello. Nuevamente que ricos… que se están haciendo los que te venden estos alimentos.

8. PASAR HAMBRE: La proteína y la grasa pueden tener digestión pesada, pero es esta misma razón la que nos mantiene saciados entre una y otra comida; comer proteína vegetal (soja, maíz,trigo) puede traer todos los beneficios que la animal (si respetas el balance aminoacídico), pero lamentablemente la ausencia de grasa y la presencia azúcares en su composición hacen que se digiera bastante rápido y probablemente en pocas horas ya tengas necesidad de ingerir nuevamente alimentos; lo mejor es que tengas agua siempre a la mano para combatir las ansias de hambre o bocadillos hipocalóricos para no terminar con más peso del que antes de empezar tu "vida sana".

9. CUIDADO CON LAS DIARREAS: Ya te dijimos que visitarás más el toilette de lo que antes lo hacías, pero esto debería ser algo bueno pues, estás consiguiendo un sistema digestivo más sano; pero si eres de los que consumes todo libre de “químicos” debes saber que muchos de ellos están ahí para cumplir la misión de detener a ciertos patógenos que no solo pueden destruir los cultivos sino también el producto listo para consumir; si vas a comprar productos “naturales” pues ellos puede que tengan un tiempo de vida muy limitado (1-2 días) y si no lo cumples terminarás con problemas gastrointestinales que pueden sumarse al de tus “vegetales orgánicos” que al respetar al máximo el ecosistema pueden venir con ciertas bacterias que traerán consecuencias bastante molestas y hasta letales.

Aunque ahora sean los malos de la película, la ingeniería de alimentos ha llevado al hombre hasta estos días con salud y ayudado a que muchos alimentos y sabores traspasen fronteras y hasta en cierta manera a combatir el hambre, aunque claro en una época en donde el problema es la sobrealimentación, probablemente si puedas culparlos de que enfermedades rarísimas en otras épocas como la diabetes, sea muy común hoy en día. Así que si quieres cuidarte, lo mejor es que sepas como va a ser tu vida de aquí en adelante, más mi recomendación seguirá siendo que no limites tu dieta, que comas un poco de todo y conozcas bien sus ingredientes para no evitar por completo, pero si disminuir las sustancias que consideres negativas; sigan comiendo bien y ¡SALUD-OS!