Páginas vistas en total

lunes, 27 de octubre de 2014

CHÍA - SALVIA HISPANICA

Es la semilla de moda, recientemente incorporada a la dieta de muchas personas, la CHÍA (Salvia hispanica L) a llegado con tal fuerza que parientes, amigas y hasta colegas están ya comprándola y consumiéndola de mil y un formas; y obviamente mis más fieles seguidores no han querido caer en las redes del marketing sin que antes, su profe favorito, explique exactamente que hace tan especial a este grano con respecto al resto, así que sin mayor preámbulo empecemos.


La Salvia hispanica - más conocida comercialmente como "Chía" - es una planta originaria de México y Guatemala, de la cual se consumen sus semillas cuyo principal "beneficio" es el alto contenido de grasas omega 3, las cuales hasta hace unos años se creía exclusivas del reino animal (pescados y mariscos) y en vegetales escasas o casi nulas. Sin embargo, por lo que comentan las páginas de "Dieta" del ciberespacio, la forma más habitual de consumirla es remojándola en agua para extraer un mucílago rico en fibra soluble (como venimos ya hace mucho tiempo consumiendo la linaza) que dicen, garantiza lograr la figura deseada, casi de forma milagrosa.


Vayamos por partes: 
LÍPIDOS: el contenido de ácidos grasos esenciales - Linoleico (ω6) y linolénico (ω3 y ω6) - sí son elevados en la Chía, sumando entre los dos aproximadamente el 70% del aceite, sin embargo, un viejo conocido por nosotros como es la LINAZA, contiene mayor cantidad de ambos compuestos que nuestra publicitada amiga, junto con el contenido de ácido oléico (ω9), que aunque no es esencial, también comparte con estas, propiedades reguladoras de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.
PRÓTIDOS: Con respecto a su contenido protéico, nuevamente no destaca sobre otras semillas, alcanzando un contenido de 20% aproximadamente, que es bastante similar al de la LINAZA. Otra cosa digna de mencionar es que su bajo contenido de GLIADINAS la hace apta para el consumo de los Celiacos
AZÚCARES: En lo que sí supera la Chía a la linaza es en su contenido de fibra soluble con un 33% sobre un 26% lo cual aportará los beneficios propios de la fibra soluble.

Entonces, déjenme aclarar aún algunas cosas que están quedando en el aire sobre este grano:
1. No contiene más grasas saludables que otros productos que ya teníamos en el mercado como la linaza e incluso el Sasha inchi (Plukenetia volubilis) que supera ampliamente a estas dos.
2. Si lo estas consumiendo por sus grasas saludables, al remojarlo en agua lo que estas obteniendo es su  fibra soluble, que no tiene NADA que ver con la grasa; es más hasta un niño de primaria sabe que la grasa no es soluble en el agua.

3. Tú - que ya me vienes leyendo hace años - sabes que no hay forma de obtener un "cuerpo perfecto" solo alimentándonos, que los abdominales, y cintura de avispa se obtienen por una combinación de dieta y ejercicios y que ni el Ginseng, ni la Linaza, ni el Te Verde, van a hacer el milagro de sacarte un cuerpo de pasarela de la nada (Léase PRODUCTOS PARA BAJAR DE PESO - ¿FUNCIONAN?).

Así que para concluir, no te prohíbo, ni mucho menos quiero lastimar los bolsillos de quienes ya se vienen haciendo ricos con esta semilla; lo que sí quiero, es ilustrarte un poquito más sobre lo que estamos consumiendo y si ya vienes haciendo dietas con la Linaza, pues no la cambies que esta es mejor en muchas de las propiedades que presume la Chía; mas si quieres alternarlas me parece lo mejor, eso sí consumiéndolas sobre nuestras ensaladas o postres, ya que "remojándolas" solo extraerás la fibra soluble, dejando la mitad de sus virtudes en el grano que luego desecharás. Sigan comiendo y bebiendo bien y ¡SALUD-OS!


Referencias:

Determinación del contenido de gliadinas en alimentos elaborados con amaranto, quínoa y/o chía

Características preliminares del aceite de semillas de Salvia hispanica L. cultivadas en Cuba

Composición química de semillas de chía, linaza y rosa mosqueta y su aporte en ácidos grasos omega-3