Páginas vistas en total

miércoles, 16 de abril de 2014

CATA DE AGUA - PASOS

No es la primera vez que hablo sobre CATA DE AGUA en este medio, pero tuve una segunda oportunidad de realizarla, y esta con un panel entrenado y sobretodo bastante variado, donde no solo habían hombres y mujeres de distintas edades sino hasta de disimiles nacionalidades, enriqueciendo las opiniones, y aunque la cata era del tipo hedónica los resultados fueron bastante homogéneos lo que me motivó a escribir los resultados.

Para realizar una correcta CATA DE AGUA se repasaron los siguientes pasos:
Paso I - Servicio: A diferencia de otras bebidas acá se suele recomendar un vaso de boca ancha antes que una copa; de esta manera se podrá tener un campo más amplio visualmente. La temperatura de servicio será 20°C.
Paso II - Beber: El objetivo es tener una primera percepción de la frescura de la bebida por lo que el sorbo solo debe ser una cantidad mínima, o mejor dicho un pequeño sorbo.
Paso III -  Observar: Usando nuestro sentido de la vista, juzgaremos cuidadosamente mirando el vaso para determinar si hay claridad, nitidez o turbidez, su coloración, efervescencia, tamaño de burbuja y persistencia de la misma (en el caso de ser gasificada).
Paso IV - Fase Olfativa: Colocaremos el vaso en nariz para determinar si existe algún olor desagradable, así como procurar determinar olfativamente la mineralidad y salinidad del agua. No suelen existir descriptores aromáticos en cata de agua.
Paso V - Degustación: Volvemos a catar el agua, con un sorbo generoso – que llene la boca – pasear por lengua y paladar para describir sensaciones olfativas y gustativas en boca. Analizar sabores, ligereza, estructura, balance y persistencia.

La variedad de aguas embotelladas en el mercado peruano no es muy variada, teniendo como principales competidores a SAN LUIS y SAN MATEO, siendo la primera la que a liderado el mercado por una cuestión que tiene que ver más con el marketing que con la propia calidad del producto. En sus inicios SAN LUIS comenzó a usar falsamente el nombre de "Agua mineral" cuando en realidad era agua de manantial y su contenido mineral era casi nulo; SAN MATEO - que si era mineral - denuncio el hecho obligando a que estos cambien su nomenclatura a lo que además respondieron con un ingenioso slogan "ah... y no se olvide, no es mineral"; la gente confundida, comenzó a pensar que el agua mineral era mala, lo que llevo a la ruina a SAN MATEO traspasándose después a otros dueños. En la actualidad SAN LUIS también tiene otros propietarios y pasó a ser una agua de mesa.

La escala hedónica ubicó a las distintas aguas de la siguiente manera:
- SAN MATEO
CIELO
- EVIAN
- SAN LUIS
- VIDA
Al parecer la mineralidad del Agua SAN MATEO fue más apreciada por el público, aunque los catadores no peruanos, opinaron que la densidad del agua nacional era mucho más elevada que en la EVIAN por ejemplo, pero fueron la frescura y el resabio finamente dulce lo que convenció al panel. Por si no conocías, SAN MATEO es un agua que desciende de las más altas cumbres de los Andes para luego pasar por un proceso de filtración natural a través de los años, brotando de un manantial subterráneo, donde es envasada en su fuente de origen a 3300 m.s.n.m. en San Mateo de Huanchor localidad de la Sierra Central, provincia de Huarochirí, a unos 100 kilómetros de Lima. Mientras que el agua EVIAN es obtenida de los Alpes franceses a 2200 m.s.m.m.

Así que ya sabes - aquí en Perú - tenemos un producto de una calidad tan buena como la de las mejores (o por lo menos más famosas) aguas del mundo, y aunque "en gustos y colores no han escrito los autores" es cuestión de que pruebes, compares y por supuesto, compartas con nosotros, así que cuéntenos sus experiencias. Sigan comiendo y sobretodo sigan bebiendo ¡SALUD-OS!