Páginas vistas en total

sábado, 26 de abril de 2014

¿DESDE CUÁNDO SE LLAMA PISCO AL PISCO?


Como hace un par de meses, el día jueves 24 de abril en el IDVIP se realizó un segundo encuentro de PISQUEROS, donde se trató el cierre de las celebraciones del "4to Centenario del Testamento de Pedro Manuel el Griego" que junto grandes cronistas, que han estudiado la historia vitivinícola en nuestro país, definir y aclarar puntos que aún incluso dentro del mundo del PISCO, siguen dando vueltas como preguntas sueltas. Así que aquí les traigo un pequeño resumen de lo que pude rescatar para ustedes.

¿Qué tan importante es el hallazgo del "Testamento de Pedro Manuel el Griego"?
Muchos rumores acerca de, desde cuando en el Perú o en América se obtiene aguardiente de uva, han circulado en el ciberespacio; nuestro vecino del sur afirma que los inicios de la destilación se da en el siglo XVI, con base a la explotación del cobre en el norte de su país, pero la verdad es que ya con la llegada de Francisco Pizarro a tierras Incas, se sabía que - con permiso de la corona - llegaron 3 pailas de destilación; así que la idea de que el alambique fue posterior a la explotación de cobre (para su posterior construcción) no tiene sustento. También se conversó sobre la posible llegada de Francis Drake (Corsario Ingles) al puerto iqueño a finales del siglo XVI, donde se dice que llegó a tomar rehenes en la ciudad de Pisco, entregando los pobladores como rescate 300 botijas del ya, famoso aguardiente de la zona; el inconveniente de este dato es que la fecha exacta que en muchos textos se menciona, no necesariamente coincide con las que Drake recorrió territorio peruano y mientras eso no sea aclarado no podemos tomarlo como cierto.
El testamento de Pedro Manuel, a pesar de ser posterior a todo lo ya mencionado (1613), es un documento palpable que nos dice que él, dejaba a sus herederos no solo una "Caldera grande de cobre para sacar aguardiente con su tapa e cañon" al igual botijuelas de dicho aguardiente; es decir que este personaje ya destilaba aguardiente de uva - por lógica - mucho antes de esta fecha. Cabe destacar - por si las dudas - que el aguardiente que menciona este documento no podía ser de caña debido a la prohibición que la corona había impuesto sobre dicho producto por "matar al indio" que no sería levantada hasta aproximadamente 1780. 


¿Desde cuándo se le llama Pisco al Pisco?
Existe numerosa información sobre el comercio de vinos y aguardientes en el Virreynato, llegando el Perú a ser el principal productor de estos durante los primeros años de la Colonia, pero el 19 de febrero de 1600 ocurriría la peor erupción volcánica de la historia de América del Sur teniendo al Huaynaputina (Moquegua), como protagonista, y afectando de tal manera la producción de vinos del sur, que esta decaería de 200 000 a 10 000 botijas, al año posterior a la tragedia. Ica crecería en el mundo vitivinícola superando a Arequipa y manteniendo su liderazgo hasta la época republicana donde el boom algodonero llevaría a destrucción de muchos parrales. Pero los documentos siempre harían referencia a la palabra AGUARDIENTE, mas el término PISCO se cree que sería más una jerga que denotaba una procedencia de producción; de esta manera podrían haber coexistido durante la colonia, aguardientes llamados con el nombre de otras ciudades peruanas, siendo obviamente el Pisco el que trascendería. La primera referencia histórica - que figura en un documento - con el nombre de PISCO vendría de la mano de William B. Stevenson, viajero y pintor famoso que recorrió América entre 1804 y 1824 narrando en sus escritos “El aguardiente, generalmente llamado Pisco, pues debe su nombre al lugar donde es hecho, es de buen sabor sin color, como un buen coñac francés (…)” esto en 1814.
Aunque muchos dicen que el nombre PISCO es un "genérico" que se usaba sobretodo en la zona de Potosí, que era el principal mercado de aguardientes peruanos, chilenos y hasta argentinos, es también algo que debemos de descartar por completo, pues como dijimos párrafos arriba los aguardientes adoptaron el nombre de su lugar de producción y si no fuera así estaríamos también luchando con Bolivia por el nombre de su destilado de uva que nunca llevó el nombre de Pisco si no de SINGANI.

Hay mucho más que investigar, otros documentos por revisar y los cronistas peruanos cada vez nos sorprenden con más y más datos sobre la historia de la vid y el aguardiente en el Perú y mi labor será tenerlos siempre al tanto de ello y - ¿Por qué no? - también participar más activamente en la propia investigación, así que sigan leyéndonos y enorgulleciéndose de su pasado, alcemos las copas y digamos fuertemente un gran ¡SALUD! 

Referencias y agradecimientos:

- Eduardo Dargent 
- Lorenzo Huertas