Páginas vistas en total

domingo, 10 de junio de 2018

DESTINOS AL SABOR

La Casa Prado se viste de gala para recibir los mejores néctares de Baco y algunos de los espirituosos más prestigiosos del mundo en la quinta edición de DESTINOS AL SABOR, evento en el cual Vivanda nos da la oportunidad encontrar en un solo lugar, más de 60 bodegas de vino, junto al ron, whisky, vodka, gin y nuestro destilado bandera: el Pisco, y tú posiblemente te estés frotando las manos al sacar números, ya que 60 bodegas no significan 60 vinos, sino probablemente más de 200 obras de arte enológicas, que junto con los destilados, convertirán a esta locación en el paraíso en tierra de los oinomaniacos. Pero, en lugar de salir corriendo a comprar tu hepabionta* y prepararte psicológicamente ante tan glorioso evento, mejor quédate con nosotros que @ElProfesabe, te enseñará como disfrutar al máximo de esta estupenda cata.

1. ALIMÉNTATE BIEN
Hay gente que cree que la mejor idea antes de beber es tener el estómago vacío, nada más alejado de la realidad pues el alcohol sin interferencias (comida en el sistema digestivo) llegará a nuestro torrente sanguíneo más rápido provocando los incómodos síntomas de la embriagues que no nos permitirán de seguir disfrutando - con todos nuestros sentidos - los excelentes productos que tendremos reunidos en este evento; los alimentos grasos, al tener una digestión más lenta serán buenos aliados para ocasiones como estas, por lo que puedes buscar los quesos y embutidos durante el evento que además de maridar perfectamente con el vino, nos ayudarán a prolongar más nuestra dicha.

2. ORDEN DE CATA
Al igual que cuando nos alimentamos empezamos con las entradas para pasar después por el plato fuerte y luego un postre, en las catas también debemos tener un orden similar, es decir de más a menos, para que el sabor de los vinos más fuertes no opaque a los de características más delicadas; nuestra recomendación es empezar por los espumosos extra brut y brut, para seguir por los blancos, rosados, tintos y luego los tintos de guarda y los vinos de alta gama, para así volver nuevamente a los espumosos y probar sus presentaciones dulces que si fueran probadas antes no te dejarían disfrutar de toda la explosión sensorial que ofrecen los distintos vinos. Una vez terminados los vinos podemos ir a probar los licores y aguardientes que nuevamente tendrás que empezar por los menos intensos como los destilados blancos (Vodka, Gin, Pisco) para pasar a los destilados añejos como el Whisky y Ron que en ocasiones incluso tienen algo de dulzor aportado durante el proceso. Mi consejo sería dedicarle un primer día a los vinos y el segundo a los destilados, más si solo puedes ir un solo día anda desde temprano para que puedas aprovechar al máximo la duración del evento.


3. PRUEBA NUEVAS COSAS
Si eres de los que tiene un vino favorito, no es tan acertado ir de frente a buscarlo en este evento sino por el contrario buscar nuevas alternativas, o aquellos vinos que siempre te dio curiosidad probarlos y por distintas circunstancias no llegaste nunca a hacerlo, igual las altas gamas (vinos más caros) de tus bodegas favoritas, pueden ayudarte a conocer aún más de este  fascinante mundo. Las cepas que probablemente no son tan clásicas como las ya famosas Cabernet Sauvignon y Malbec pueden ser también descubiertas por ti este evento; más si ya eres un experto enófilo y sabes exactamente a que ir, recuerda que cosecha a cosecha el vino va cambiando así que no habrá un vino que "ya conozcas de memoria" pues año a año no solo el clima afecta a la viña, sino también las prácticas del enólogo, adquisición de nuevas tecnologías, variedades de barrica y grado de tostado de estas continuarán sorprendiendo a nuestros paladares.

4. MUCHA AGUA
La mejor forma de catar muchos vinos es probar pequeñas cantidades y tomar entre copa y copa mucha agua, esto no solo servirá para ayudar a limpiar las papilas entre vino y vino, sino también a diluir el alcohol de estos en nuestra sangre ayudándonos a mantenernos sobrios por tiempos mucho más largos y con ello a disfrutar más de cada trago que llegue a nuestras copas.



5. ¿Y LOS VINOS PERUANOS?
No tendrás oportunidad más perfecta de probar y comparar como están los vinos peruanos con los del resto del mundo, es bien sabido que el Perú fue la cuna de la vitivinicultura americana e incluso en los mejores momentos de la colonia abastecía de vino al resto de virreinatos, pero un sin fin de problemas, junto con algunos cultivos alternativos mermo mucho la industria del vino - y el Pisco - en nuestro país que hoy en día viene resurgiendo de una manera bastante satisfactoria, así que busca las bodegas peruanas, busca lo bien que están nuestro Tannat y Petit Verdot, los blancos como Sauvignon Blanc y Chenin Blanc y compáralos con los del resto de América y Europa y saca tus propias conclusiones de como está la industria vitivinícola local.

Así que anótalo en tu agenda, busca tu chofer de reemplazo y prepárate a disfrutar de una experiencia inolvidable, nos vemos el próximo fin de semana y como de costumbre te aconsejamos que comas bien y bebas aún mejor - ¡SALUD-OS!


(*) Aunque la gente suele tomarlo como certeza, la verdad es que el complejo vitamínico que compone a la Hepabionta no garantiza para nada alguna protección o efecto sanador para el hígado ante un exceso de alcohol en la dieta.