Páginas vistas en total

lunes, 10 de abril de 2017

ALIMENTOS QUE ALEJAN EL ALZHEIMER


La semana pasada la lamentable enfermedad neurodegenerativa conocida como ALZHEIMER, volvió a estar en boca de todos, pero no por su rareza, recurrencia o sintomatología sino por las aún más lamentables declaraciones de uno de nuestro congresistas que proclamó: “Existe una enfermedad que se llama síndrome de Alzheimer. El síndrome de Alzheimer se da en aquellas personas que estudiaron mucho y que leyeron mucho”. Al ser este tu sitio favorito para llenarte de cultura y saber, me siento algo culpable... por hasta ahora no haberte hablado más de esta enfermedad y sobretodo como alejarla - lo más posible - de nuestras vidas, como es lógico a través del buen comer y sobretodo del buen beber; así que acompáñennos a conocer estos ALIMENTOS QUE ALEJAN EL ALZHEIMER.

La enfermedad de Alzheimer (EA) también conocida como demencia senil tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo (perdida de memoria) y trastornos conductuales (1). Lamentablemente una vez adquirida la enfermedad es incurable teniendo una avance progresivo hasta dejar al individuo prácticamente en incapacidad de valerse por si mismo. La enfermedad suele aparecer en 1 de cada 10 adultos mayores de 65 años, aunque hay casos muy raros que han aparecido desde los 40.

Puede que todo esto suene bastante mal pero en realidad, nuestra conducta habitual puede alejar esta penosa enfermedad y no, para ellos no te cambiaré la dieta, o te obligaré a comer cosas repugnante, ya que muchos de estos nutrientes los encontrarás a diario en las alimentos que consumes con más frecuencia, como por ejemplo:

AZÚCAR:
Los glúcidos son parte de nuestra dieta habitual, ellos forman parte de nuestro desayuno, almuerzo, tentempiés, snaks, etc. y puesto que nuestro cerebro es un gran devorador de azúcar (25% de lo que ingresa al cuerpo), con solo consumir estos mal llamados hidratos de carbono, estarás manteniendo la buena salud de tu sistema nervioso, siempre prefiriendo los azúcares complejos (almidones) sobre los simples (azúcar refinada) y - ¡Claro! - sin llegar a los excesos. Es obvio que aquellas dietas ridículas en las cuales alejas al máximo a los sacáridos de tu dieta podrían ser benéficos para tu figura, pero bastante más perjudiciales para tu cerebro (2).


Hemos hablado repetidas veces de los beneficios de estas grasas sobre la salud, aún más sobre la del cerebro que parece necesitar de estas incluso desde el vientre de la madre, las grasas del tipo omega-3 como DHA (comunes en grasa de pescado y aceite de sacha inchi) no solo ayudarán a los niños a la formación del cerebro y la memoria, sino que en los adultos seguirán manteniendo la buena salud de este órgano, siendo uno de los pocos nutrientes que han demostrado - incluso - atenuar los síntomas de los ya afectados por esta y otras enfermedades de carácter neuronal (3).

ALCOHOL:
Que el alcoholes es tóxico y causa daño neuronal puede que suene lógico cierto, que cada borrachera elimina millones de neuronas es por demás exagerado, pero que la bebida ayude a combatir el Alzheimer y otras enfermedades degenerativas, por más que te suene a chiste es lo más cercano a la realidad. El alcohol - obviamente sin excesos - parece tener un papel protector sobre el cerebro, e incluso en los casos de exceso, la relación con la demensia vascular fue directa aunque dicho mal parece ser una enfermedad aún menos común que el propio Alzheimer. En todas las investigaciones parece ser que el riesgo de esta enfermedad es mucho menor en bebedores habituales que en los que dicen no hacerlo con frecuencia (4)

ANTIOXIDANTES:
Otras investigaciones hablan del vino como un gran protector del cerebro pero no solo por el alcohol sino por los flavonoides que este posee. Tanto los taninos como los antocianos tienen un efecto contra los radicales libres que también parecen participar en la degeneración del cerebro, y estos al reducirlos retrasarían e incluso prevendrían la aparición de estas enfermedades así como la neoplasia y demás males (5)

Así que ya sabes, ahora simplemente busque en su dieta diaria (o interdiaria) no le falte el pescado negro, su copita de vino y coma a gusto sus papas nativas (fritas en aceite de sacha inchi), o cualquier otro azúcar que estos mantendrán saludables a nuestro cerebro y ayudarán a que nuestro seres queridos disfruten más de nuestra presencia y si eres un buen lector - de esta web - también de nuestro saber. Sigan comiendo y bebiendo bien y ¡SALUD-OS!



Referencias:

(4) El Consumo de alcohol y el Riesgo de Demencia. Revista Panamericana de Salud Pública. Washington 2012