Páginas vistas en total

martes, 23 de septiembre de 2014

NO LO CON-VINO


En una oportunidad me encontré con una amistad que me comentó que por sus problemas de presión el médico le había prohibido consumir PISCO y RON más si podía tomar WHISKY, CHAMPAGNE, CERVEZA Y VINO; y es que el alcohol - a pesar de que hemos hablado de sus beneficios - es una sustancia bastante nociva para el organismo; sin embargo que una bebida alcohólica sea menos o más dañina que la otra tendría que ver con su composición o probablemente con mitos que el propio médico ni si quiera se ha molestado en desmentir, así que hoy quiero ayudarte a conocer más sobre este tema y sobre todo con que "NO LO CON-VINO"

El alcohol es una sustancia tóxica y es por ello que cuando entra al cuerpo, nuestros sistemas harán todo lo posible por deshacerse de él y es por ello que el principal órgano encargado de la asimilación de nutrientes - el HÍGADO - priorizará de entre todas sus funciones, convertir este alcohol, en sustancias menos dañinas, este proceso es llevado por enzimas como la alcohol deshidrogenasa que convierte el Etanol en Acetaldehido y la aldehido deshidrogenasa que convertirá este último metabolito en CO2 y Agua que será eliminado respectivamente por nuestros pulmones y riñones. Este proceso se llevará muy bien mientras las cantidades consumidas no sean en demasía; caso contrario comenzarán toda la serie de efectos de los cuales ya hemos conversado en otras ocasiones.


Aunque el agua y el dióxido de carbono sean sustancias inocuas para nosotros el acetaldehido no lo es y este está relacionado no solo con la veisalgia, sino que incluso con algunos tipos de cáncer; pero su presencia en la digestión del alcohol será breve a menos que la enzima aldehido deshidrogenasa no cumpla correctamente su función y lamentablemente esto es posible y se le conoce como EFECTO ANTABUS. El Antabus es un medicamento cuyo principio activo es el disulfiran que nació como un antiparasitario pero al descubrirse sus efectos al combinarse con el etanol comenzó a usarse para combatir el alcoholismo crónico; su consumo acompañado con el alcohol - incluso en las últimas 12 horas - puede traer como efecto un aumento de la concentración del acetaldehido de 5 a 10 veces lo que provocaría síntomas como mareos, vértigo, rubor facial,ojos rojos, bajada de tensión, nauseas y vómitos, taquicardia y en algunos casos la muerte.
Otros medicamentos que tienen este efecto ANTABUS son:
Antibióticos: Clindamicina, Cefalosporina y Nitroimidazoles.
Antimicóticos: Griseofulvina, Fluconazol
Antiinfeccioso: Metronidazol (antiparasitario y bactericida)
Antidiabéticos: Clorpropamida

Pero esta no es toda la relación de medicamentos que se "cruzarían" con el alcohol pues sustancias como el Fenobarbital, usado para controlas las convulsiones (epilepsia por ejemplo) pueden ver su efecto contrarrestado por el consumo de bebidas alcohólicas ya que estas reducirían el umbral al que el cuerpo debe llegar para caer en convulsión; en otras palabras haría más probable la aparición de estas.

En cuanto a la DIABETES, el efecto de calórico del alcohol provocará un acumulo de reservas - que ya sabes que nuestro cuerpo lo hace en forma de grasa - y esto sabemos que repercute en obesidad que es una de la principales causas que despierta al Síndrome X o resistencia a la insulina, conocida normalmente como Diabetes tipo II. Una vez con ella el consumo de alcohol debe ser limitado ya que provocaría hipoglucémia que causará desequilibrios en los niveles normales de azúcar del paciente, esto sin contar con los efectos irritantes que ya conocemos sobre el hígado y páncreas.

Si tenemos problemas renales, hepáticos, pancreáticos, glaucoma, hemofília, problemas de cicatrización o gastritis no tendremos que esperar que el médico nos prohíba el alcohol, pues es obvio que el efecto irritante de este, provocará que nuestros males se vean aumentados; más en cuanto a la calidad de alcohol, algunos médicos (e incluso los mismos pacientes) creen que el Whisky es el de efectos menos tóxicos, pues déjame decirte que nada más alejado de la verdad. Si es cierto que estos destilados suelen ser de muy alta pureza, su elevado grado alcohólico y su paso por barricas (que adhiere taninos a su composición) serán lo bastante irritantes tanto en los efectos agudos (embriaguez) como los de la mañana siguiente.

Así que para terminar, ya hemos hablado antes de los beneficios del alcohol y que un consumo diario y medido de este - 5 a 30 g/día - no solo no será malo, sino hasta traerá beneficios sobre nuestra salud comparado con los que no lo consumen. Los excesos nos llevarán a tener que privarnos de este, y si en algún momento tenemos que limitar su consumo recomendaré el VINO por la gran cantidad de sustancias benéficas que contiene combinadas con un moderado grado alcohólico (10 a 15GL); mas si lo tuyo son los aguardientes - siempre en pequeñas cantidades - elije mejor los blancos (Vodka o PISCO), ya que serán los de mayor pureza, para no encontrarte después con síntomas propios de la veisalgía. Así que me despido, no dándote estos datos para que sepas con que NO MEZCLAR EL ALCOHOL, si no para saber cuando evitarlo y así gocemos siempre de buena ¡SALUD! 


Especial agradecimiento:

Martín Salazar - Profesor de la Universidad Cayetano Heredia

También puedes consultar: