Páginas vistas en total

viernes, 8 de noviembre de 2013

PROHIBITION - LA LEY SECA

Hace un par de años escribí sobre uno de los momentos más triste de la historia del vino al referirme a los destrozos que ocasionó la FILOXERA en la Europa del siglo XIX, pero en la siguiente centuria, uno de los países más poderosos del mundo sería el propio artífice de una de las peores pesadillas, no solo de la industria vinera, sino de cuanta bebida alcohólica se consumía en aquella época y ello fue LA LEY SECA.

Que el alcohol sea el culpable de constantes accidentes y - ¿Por qué no? - hasta crímenes es algo de lo que escuchamos a diario, mas obviamente el problema no es el propio licor sino los excesos (sería como culpar a los carros de los atropellos), y esto fue lo que aprendió "a la mala" el senado estadounidense, que en 1917 aprobó la Enmienda XVIII que prohibía la venta, importación, exportación, fabricación y el transporte de bebidas alcohólica en todo el país. En 1919 y con mayoría parlamentaria se derogo la Ley Volstead que entraría en vigor el 17 de enero de 1920.

Aunque la ley no prohibía estrictamente el consumo, al cortar los flujos de distribución el consumo se hacía bastante difícil, sobre todo para las clases más pobres; incluso la prospera industria vitivinífera californiana tuvo que suspender su producción de vino para pasar a la - mucho menos atractiva - elaboración de jugo de uva (bricks of wine), que igual fue altamente demandado para la producción de vino casero. Pero no solo se trataría de intentar fermentar vino, pues la clandestinidad de la industria del alcohol llevo a muchos a adulterar, combinar, contrabandear, e incluso propulso a la bandas de delincuentes a convertirse en mafias que llegaron a controlar varias regiones del país entre extorsiones, asesinatos, robos, corrupción de funcionarios, etc. Personajes como Al Capone crecieron bajo esta premisa y su poder fue tal que la industria del cine lo ha inmortalizado en más de una oportunidad.

Algunas tradiciones fueron inmunes a la Prohibition, entre ellos la ingesta de alcohol con fines terapéuticos, el ritual judio del sabbat y obviamente la Eucaristía de la iglesia católica; y aunque existen rumores de que algunos "templos" se convirtieron también en lugares de consumo, la verdad es que para finales de la década de los 20's, las intoxicaciones (con alcohol adulterado), el aumento del crimen (la población de reos prácticamente de quintuplico), el contrabando y sobretodo el aumento del consumo de alcohol (era más común ver gente ebria en la calle), hizo que el 5 de diciembre de 1933, el senado derogará a través de la Enmienda XXI la Ley Volstead a quien se culparía como la principal causante de las desgracias por las que pasaba el país (incluso antes que el alcohol)

Pero - ¿Esto qué repercusión tuvo? - Definitivamente, esto fue un duro golpe para la industria vinera de USA, que se recuperó a trastabillos de la gran sequía productiva en estas décadas, y que finalmente tendría una gran influencia europea para rescatar cepas como la ZYNFANDEL que hoy lucen como "caballito de batalla" ante el mercado mundial. El mundo de la coctelería también pareció beneficiarse de estos hechos, pues al no poder consumirse bebidas alcohólicas directamente la mixología saco lo mejor de sí, para crear combinaciones exquisitas haciendo al Estados Unidos una de las principales cunas de este arte.

Y al Perú - ¿Le llegó a afectar la Ley Seca? - Pues en realidad sí, pues nuestro destilado bandera, era una de las bebidas favoritas de San Francisco y la Prohibition dejó sin su principal insumo al cóctel icono de esta ciudad: El PISCO PUNCH, que si es cierto, tras la derogación de esta ley se trató de volver a importar, la llegada de la segunda guerra mundial terminó por llevar al olvido al mítico cóctel que felizmente hoy en día ya podemos disfrutar en bares nacionales y norteamericanos.

Para finalizar, el efecto ADICTIVO del ALCOHOL obliga a algunas autoridades a recurrir a leyes como esta sobretodo en cercanía de épocas electorales, pero no es la bebida la verdadera enemiga, si no los excesos; mas las imposiciones - sobretodo impulsadas por la cucufatería como lo fue en el país del Tio Sam - demuestran que más que solucionar un problema acentúan la rebeldía desencadenando más líos de los que compone. Sigan bebiendo y comiendo (con moderación) y ¡Salud-os!

Nota Curiosa:

El Senador Andrew Volstead, quien fuera el principal impulsor de la Prohibiton declaró a las 00:01 horas de inicio de la Ley seca lo siguiente:

El demonio de la bebida hace testamento. Se inicia una era de ideas claras y limpios modales. Los barrios bajos serán pronto cosa del pasado. Las cárceles y correccionales quedarán vacíos; los transformaremos en graneros y fábricas. Todos los hombres volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mujeres y reirán todos los niños. Se cerraron para siempre las puertas del infierno.”

Lo curioso es que antes de la Prohibición el número de reclusos en todo USA era de 4 000 y para finales del 32 el número llego a 26 859 reos.


Referencia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_seca_en_los_Estados_Unidos