Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2012

4 COSAS QUE HACES A DIARIO PARA ENGORDAR

Algunos se cuidan de las grasas, otros de las calorías, otros incluso de los productos cárnicos, del colesterol, de los productos envasados, etc. pero hay prácticas dentro de nuestra vida cotidiana que son las verdaderas culpables de que tu cintura cada vez se parezca más a tu cadera.

Sin mucho preámbulo más trataremos de enumerarlas y explicarlas para ver si de a pocos logramos cambiar tan comunes hábitos:
Comer Rápido: La velocidad a la que entran los alimentos a tu sistema digestivo va a influenciar también su destino, si ponemos como ejemplo los azúcares, estos comenzarán a distribuirse a través de los distintos órganos de reserva, si estas se llenan el exceso de azúcar en nuestro torrente sanguíneo será llevado a nuestras células adiposas (grasa). Esto sumado a una mala digestión que también producirá hambre en un periodo más breve ayudará lentamente a una mayor ingesta de alimentos.
Si comemos despacio, iremos quemando la energía y no saturaremos nuestro torrente sanguíneo con cantidades abundantes de nutrientes de las que el cuerpo tenga que deshacerse bruscamente.
Saltarse el Desayuno: Su nombre lo dice "DES-AYUNO", es decir romper con el ayuno de 6 a 8 horas que has tenido mientras dormías; está es la comida más importante del día y mucha gente la ignora ya sea por tiempo, por flojera o por cualquier otro motivo. Esto nos lleva a almorzar más consistente (lo mucho que se pueda ya que será en horario de trabajo) y en la noche al llegar a casa, el hambre provocado por estas "malas comidas" hará que nuestra cena sea mucho más contundente; luego nos echaremos a dormir con todo este alimento en el estómago, que al no tener mejor destino se convertirá en reservas. A la mañana siguiente la saciedad de la última ingesta nos causará inapetencia que comenzará nuevamente el círculo vicioso que trae como consecuencia esos kilitos de más.
Alimentos entre Comidas: La gracia de comer buenas cantidades de alimento distribuidas entre 3 y 5 comidas tienen como fin acumular la energía y nutrientes necesarios para hacer todas nuestras actividades hasta la siguiente ingesta; al comer un tentempié rompes este orden provocando no solo que llegues a tu siguiente comida con aún reservas en el cuerpo lo que como ya debes suponer se convertirá en grasa, si no que también, la gran mayoría de estos están elaborados de carbohidratos simples que al entrar al cuerpo serán absorbidos rápidamente provocando hambre en periodos bastante breves.
Reemplazar Comidas: Muy relacionado con el "Saltarse el Desayuno" muchas personas dejan de comer (ya sea por el trajín diario) y en su siguiente comida deciden "compensar" la comida perdida ingiriendo cantidades abundante que después de suplir las necesidades del cuerpo, los excesos quedarían "en el aire" y al no haber ya destino para ellos el cuerpo lo convertirá en reserva (tejido adiposo) que por supuesto traerá consigo el incremento de peso.

Podemos seguir enumerando muchas más cosas relacionadas a la obesidad como el stress, el sedentarismo, prácticas culturales, de credo, etc., pero hoy solo quise citar las más comunes; y si tu fuiste de los que al leer te sentiste aludido, ya conoces al enemigo y como combatirlo. Saludos y sigan leyendo.

martes, 7 de febrero de 2012

BONARDA :: ARGENTINA

En una de mis primeras publicaciones sobre vino les comenté de un viaje que hice por Mendoza para conocer la "El País del Malbec"; pero en realidad conocí mucho más del FERNET, el GANCIA y la gente de esta hermosa tierra que te hacen sentir como si estuvieras en casa. Al final del viaje pude conocer algunas tiendas de vino Boutique que hicieron de mi viaje una experiencia inolvidable. El retorno a estas tierras era algo más que obligado y fue en esta ocasión donde conocí la otra estrella de los viñedos Gauchos, el BONARDA.

El BONARDA es la segunda cepa tinta en importancia del Argentina, después del Malbec claro está, que tiene como gran maldición destacar por debajo de un pariente mayor; algunos de ustedes lo deben haber vivido, eso de que por más que te esfuerces siempre te comparan con tu hermano mayor, pues a esta cepa le pasa igual, aunque destaque notablemente por su sabor y fuerza la gente siempre seguirá viendo a Mendoza como la casa del Malbec.

La Bonarda es una cepa de origen Italiano, de tanino medio y buena acidez, intermedia entre la Carménère y la Merlot; no se consideraba una uva de producción de vinos de calidad, pero con el correcto manejo hoy en día ha demostrado otorgar vinos bien estructurados.

Retomando la historia del primer párrafo les cuento que en esta segunda oportunidad no paramos hasta llegar a la Bodega de Navarro Correas donde no solo nos trataron súper bien si no que además de degustar el afamado Malbec probamos el Bonarda; un vino de tonos tintos - rubí que en copa parada arroja aromas dulces/lácteos, frutos rojos con una baja acidez y pequeños toques de estragón. En copa movida salen marcados toques a chocolate con aromas mucho más bajos de frutos secos, lácteos y coco. Ya en boca empieza dulce acompañado por sabores a chocolate bitter que inundan la boca, la acidez equilibrada terminando en un tanino suave casi sedoso. Al reposo los aromas del paso por barrica hacen sentir más los aromas avainillados y palosanto que en boca se sienten más ácidos aumentando también el amargor volviendo nuestro chocolate más bitter que cocoa.

En fin, creo que quedo claro que me pareció este vino, y para ustedes fanáticos del legado de Baco, esta cepa es una muy buena opción para probar otra de las joyas de Mendoza sobre todo si ya te cansaste de combinar carne con Malbec; pruébenlo, cuéntennos y coméntelo, por mi parte eso es todo, sigan bebiendo y ¡Salud-os!.